Mendoza: 6 personas que eran bebés cuando fueron apropiados aún viven en falsa identidad, informaron organismos de DD.HH

Share

Share

niños

 

Organismos de Derechos Humanos de Mendoza remarcaron en un informe presentado en la Legislatura que se calcula que en Mendoza hay siete casos de niños y niñas apropiados durante la dictadura militar, seis de los cuales aún viven bajo una falsa identidad.

Cuatro casos son actualmente investigados en Mendoza, sigue el informe, uno en Córdoba, otro en Buenos Aires y el último fue resuelto por la Justicia Federal de Mendoza. En un documento de la agrupación Xumek resumieron las historias de esos niños y niñas que en la actualidad están cerca de cumplir 40 años.

Sólo uno de esos menores fue recuperado: es el caso de Rebeca Celina Manrique Terrera, quien obtuvo su verdadera identidad en 2007. Sus padres , ambos militantes de Montoneros, fueron secuestrados cuando ella tenía ocho meses.

Su apropiación sumó un nuevo procesamiento al ex juez federal Otilio Romano, quien era, en ese entonces, el fiscal que debía investigar el hecho y ahora es juzgado en el IV juicio de lesa humanidad en Mendoza junto a otros ex jueces, policías y militares que denegaron justicia o participaron activamente en secuestros, torturas y homicidios.

Adriana Irene Bonoldi y Marcelo Guillermo Carrera
Adriana era maestra de música y al momento de su desaparición tenía 23 años. Marcelo era empleado y al momento de su desaparición tenía 22 años.

Marcelo fue secuestrado el 24 de noviembre de 1976 en su domicilio de Godoy Cruz.
Esa noche Adriana fue golpeada, maniatada y abusada y luego encerrada en el baño. Adriana desapareció el 1 de diciembre del mismo año, seis días después, cuando regresaba del acto de fin de año de la escuela donde enseñaba.

Estaba embaraza de dos meses. Su hijo/a debió nacer en junio de 1977.

María Inés Correa Llano y Carlos Ángel Jakowcyk
María Inés era médica y maestra, cuando desapareció tenía 26 años. Carlos Ángel nació en La Plata y al momento de su desaparición tenía 32 años.

La pareja fue secuestrada en su domicilio en La Puntilla, Godoy Cruz, el 16 de septiembre de 1976. Inés estaba embarazada de cinco o seis meses. El niño debió nacer entre diciembre de 1976 y febrero de 1977.

Ninguno de los dos tenía militancia política conocida, pero sí eran conocidos por
sus tareas sociales, ya que colaboraban con el padre José María Llorens en el barrio San Martín de la ciudad de Mendoza.

Gladys Cristina Castro y Walter Hernán Domínguez
Gladys nació en 1953 en Guaymallén. Trabajaba en una panadería y estudiaba diseño gráfico. Tenía 24 años cuando fue secuestrada. Walter era chofer de colectivos y al momento de su desaparición tenía 22 años.

Ambos militaban en el partido Comunista Marxista Leninista (PCML) y fueron secuestrados juntos el 9 de diciembre de 1977 en su domicilio en Villa Marini de Godoy Cruz.

Gladys estaba embarazada de seis meses. El niño debió nacer entre febrero y marzo
de 1978.

En 1985 y en 2012 la testigo María del Carmen Pérez de Fernández, vecina de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo de Mendoza, María de Domínguez, reveló que tenía conocimiento de que, durante la dictadura, las secuestradas embarazadas eran llevadas a dar a luz al asilo Monseñor Orzali12, en el Parque General San Martín de Mendoza (ex Casa Cuna a cargo de la institución «Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor»).

Lucía Ángel Nadín y Aldo Hugo Quevedo
Lucía tenía 29 años al momento del secuestro y Aldo 35 años. Los dos fueron secuestrados en octubre de 1977 en la Provincia de Buenos Aires.

La joven estaba embarazada de dos o tres meses. La probable fecha de nacimiento del niño es en mayo de 1978.

María del Carmen Moyano y Carlos Poblete
La pareja fue secuestrada entre abril y mayo de 1977 en la ciudad de Córdoba. La joven estaba embarazada de ocho meses. Por testimonios de sobrevivientes pudo saberse que ambos estuvieron detenidos en la ESMA y que a fines de junio de 1977 María del Carmen dio a luz a una niña.

Olga Inés Roncelli
Fue secuestrada el 13 de septiembre de 1977, mientras daba clases en la Escuela del Magisterio.

Colaboraba con el Padre Llorens en el Barrio San Martin de la ciudad de Mendoza
y militaba en la organización comunista Poder Obrero.

Al momento de su desaparición, estaba embarazada, se estima que de dos meses.
Debe haber dado a luz a mediados de 1978.

Éste caso fue dado a conocer por Hermanos en el acto realizado en la sala de la Suprema Corte de Justicia del 2 de octubre del presente año, oportunidad en la que el Poder Ejecutivo provincial puso a disposición del Ministerio Público Fiscal Federal las actas de los nacimientos de los años 1974 a 1983.

A la fecha de cierre de este informe, no hay información oficial acerca de la investigación del presente caso.

Rebeca Celina Manrique Terrera, la nieta recuperada Nro. 87
Laura Noemí Terrera y Alfredo Mario Manrique fueron secuestrados la noche del 25 de julio de 1977 en la terminal de Mendoza cuando regresaban de la provincia de San Juan junto con su hija de ocho meses.

Alfredo Mario Manrique era sanjuanino, se encontraba cursando el último año de la
carrera de Ciencias Económicas de la UNCuyo. Laura Noemí Terrera, era mendocina y era maestra.

Se habían casado el 29 de junio de 1975, vivían y trabajaban en Mendoza. Ambos eran militantes de la Juventud Peronista, organización Montoneros, donde integraban un grupo de Prensa y Propaganda.

Tenían una beba de nombre Celina Rebeca Manrique Terrera nacida el 28 de noviembre de 1976. Alfredo tenía 23 años y Laura 21 años cuando fueron secuestrados junto a Celina Rebeca.

Existe la certeza de que alcanzaron a Mendoza porque el chofer del
ómnibus señaló que en el trayecto de viaje no descendió nadie del coche y que, además, fue retirado el cochecito de la niña que había sido dejado en el depósito de equipajes del colectivo.

Una denuncia recibida en el año 2007 en el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) abría la posibilidad de dar con Celina Rebeca Manrique Terrera. Luego de contactarla y de someterse voluntariamente al examen de ADN, se confirmó que era la hija de Manrique y Terrera. Fue así que gracias a la incansable lucha de las organizaciones de Derechos Humanos, Celina pudo reunirse con su familia.

El caso actualmente se ventila en la mega causa ante el Tribunal Oral Federal N° 1 de Mendoza.

La apropiación de Rebeca sumó un nuevo procesamiento al ex juez federal
Otilio Romano, quien era, en ese entonces, el fiscal que debía investigar el hecho.

La Red por la Identidad en Mendoza
Mendoza no tiene sede propia de Abuelas de Plaza de Mayo, pero en su lugar actúa la Red por la Identidad, integrada por Hermanos Mendoza, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos de Mendoza (MEDH) y la agrupación HIJOS San Rafael.

Desde 1998 Hermanos Mendoza, que funciona en el ámbito de la organización HIJOS., ha sido una de las organizaciones encargadas de llevar adelante
la búsqueda de jóvenes víctimas del delito de apropiación de menores
durante la última dictadura.

Con un funcionamiento articulado con la CONADI y Abuelas de Plaza de Mayo, las investigaciones realizadas se inician a partir de presentaciones espontáneas de quienes sospechan que pueden ser hijos de desaparecidos.

En estos casos, junto a CONADI se lleva a cabo un procedimiento de tipo extrajudicial: luego de la formación de un legajo de identidad en dicha institución pública y del consentimiento de la persona, se procede a realizar la extracción de muestras de material genético (generalmente, muestras de sangre) y al posterior análisis de ADN por parte de profesionales del Banco Nacional de Datos Genéticos.

Una vez realizada la prueba, se comunican los resultados al interesado. El procedimiento tiene carácter extrajudicial y –en caso de que los resultados sean negativos– no conlleva la formación de causa judicial alguna.

Otra modalidad de investigación de Hermanos son las denuncias realizadas por terceros sobre jóvenes que podrían ser hijos o hijas de desaparecidos. En este último
caso, previo a contactar a los jóvenes, la agrupación se ocupa de corroborar los datos
aportados por los informantes, para luego continuar con la investigación. Una vez hecho esto ponen a disposición de la Oficina Fiscal Federal de Lesa Humanidad de Mendoza la información recabada para la formación de la respectiva causa judicial.

Quienes hayan nacido durante los años 1976 a 1983 y tengan dudas sobre su origen
u aquellas personas que posean datos sobre posibles casos de apropiación de menores, pueden contactarse con la asociación en
a hermanosmendoza@gmail.com o al (0261) 15-460-5552.

Share