La escuela en pandemia

La CEPAL y la Unesco prevén “una profundización de la brecha en los logros de aprendizaje”

Share

La CEPAL y la Unesco publicaron un informe que visibiliza las consecuencias y medidas tomadas por los sistemas educativos de Latinoamérica ante la crisis de COVID-19, con recomendaciones para sobrellevar el impacto, proyectando oportunidades para el aprendizaje y la innovación.

Entre otros puntos centrales del informe destaca que:

  • Se suspendieron clases presenciales para más de 165 millones de alumnos en 32 países de la región, de los cuales 21 mantuvieron programas de alimentación escolar.
  • En 29 de los 33 países analizados se establecieron formas de continuidad de los estudios con modalidades a distancia.
  • De esos 33 solo 8 contemplaron entre esas medidas la entrega de dispositivos tecnológicos: Argentina, Chile, Colombia, El Salvador, Jamaica, Perú, San Vicente y las Granadinas y Uruguay.

El documento señala que “por ahora, no es posible determinar con certeza el impacto que tendrá la crisis en la implementación curricular en los distintos grados de la enseñanza primaria y secundaria, pero se prevé una profundización de las diferencias en lo referente a los logros de aprendizaje, debido a las desigualdades educativas
imperantes y a un acceso desigual a la cobertura curricular”.

Al respecto, según datos de marzo, en Mendoza sólo 4 de cada 10 hogares tenía acceso a internet para encarar el aprendizaje online, según datos de la Cámara Argentina de Internet (Cabase).

Sólo 4 de cada 10 hogares de Mendoza tiene internet para estudiar o trabajar on line

Mendoza fue la jurisdicción donde más descendió el acceso residencial a internet en el segundo trimestre de 2019, con una baja de 3,6% interanual, según el INDEC. La caída confirmó una tendencia desde el inicio del año pasado: el recorte en el presupuesto que aplican las familias mendocinas para poder llegar a fin de mes.

Aumento de la brecha

El nuevo Informe CEPAL-UNESCO alerta a la comunidad internacional acerca del incremento de brechas existentes producto de la pandemia, tanto en términos de acceso como de equidad y calidad, situación que afectará especialmente a los más vulnerables.

“La interrupción del ciclo escolar ha significado una oportunidad en materia de adaptación e innovación de los sistemas de enseñanza, lo que puede significar enormes avances, pero que también puede implicar una acentuación de las brechas educativas preexistentes en la región entre estudiantes de situación más vulnerable y aquellos más aventajados en cuanto a resultados de aprendizaje y otros indicadores educativos, como la progresión y la permanencia en la escuela”, plantea el documento.

Resalta también que la contracción de la actividad económica  que se proyecta para la región llama a poner urgente atención en la necesidad de salvaguardar el financiamiento como una prioridad fundamental para proteger a los sistemas educativos nacionales de la exacerbación de las desigualdades en el acceso a la educación y la crisis de aprendizaje.

Este es el informe completo:

 

Share