Pozo en llamas

Los mapuches van a la justicia contra las petroleras y el Gobierno de Neuquén

Share

El pozo LLLO X-2 del yacimiento Loma La Lata Oeste. Foto: Confederación Mapuche de Neuquéen.

La Confederación Mapuche de Neuquén acudirá este martes a la justicia por la fuga de gas y posterior incendio en un yacimiento operado por YPF, y que arderá al menos durante dos semanas. Los integrantes del Lof Wirkaleu -en cuyo territorio se encuentra el pozo- señalan a las petroleras por “conducta negligente” y al Gobierno de Neuquén por “omisión” en su tarea de fiscalización de los empresarios.

Trajeron a expertos en incendios y fugas de gas de EEUU para controlar un pozo en llamas

“La fuga de gas con el incendio posterior que nos acompañara por semanas aquí en territorio del Lof Wirkaleu (Vaca Muerta – Lago Los Barreales) es el resultado de una industria denunciada en el mundo por no dar garantías ni seguridad a la población y una vez más nos toca padecerla como parte del Pueblo Nación Mapuce”, señalaron en un comunicado.

“Esta vez nos tocó observar como se quemaban camiones, centros de control informático de la planta, camionetas y combis, de la decena de operarios que en el marco de inseguridad que la industria e YPF en particular le brinda, estaban allí desarrollando su tarea. Tenemos enormes dudas sobre el resultado sobre esas personas que operaban en medio de ese desastre”. agregaron.

El poder de subordinación que YPF aplica a los operarios y la prensa especialista para minimizar todo el impacto de este tipo de accidentes que se repiten, es enorme. A partir de esto es que se hace urgente la intervención de la Fiscalía de Delitos Ambientales para que se acceda a toda la información y no solo escuchar pasivamente la campaña de ocultamiento de YPF S.A.

Tras el incendio, la Combi con las computadoras que controlan los equipos de Calfrac Well Service, el “manitu” de la empresa Crexell, los camiones que proveían de agua en ese momento, camionetas varias, trailers, quedaron reducidos a cenizas.

Siguen los mapuches: “La dimensión del incendio es proporcional a la perdida de gas y eso ha ido en aumento las últimas horas, como señal que la rotura aumenta y hay más fuga. A eso se suman las piletas cercanas cubiertas de combustibles que no logran ser controladas por los escasos medios de la industria. Cualquier vecino se pregunta cómo una industria que es promocionada con inversiones millonarias en dólares no poseen capacidad técnica en seguridad industrial capacitada para este tipo de contingencias, que se sabe está entre todos los riesgos que se desprenden de la técnica del Fracking”.

El incendio que fue intencional tras la fuga de gas, nos informan que es una forma de minimizar el impacto que en el caso de la fuga de gas puede tener consecuencia mortal. El fuego anula los gases, algunos de los cuales pueden ser mortales como el sulfhídrico y demás utilizados en la industria. Cuál es el método de seguridad para las personas que se están movilizando alrededor de este desastre ecológico?… ninguna, excepto la declaración de “territorio de sacrificio” que han hecho con nuestros territorios. Es urgente declarar la prohibición de actividad petrolera del peligro de la tecnología del fracking por el peligro inminente que implica para la población y que este “accidente” lo demuestra.

A la justicia

Los integrantes del territorio del Lof Wirkaleu exigieron al Gobierno de Omar Gutiérrez que intervenga. Lo hicieron también años atrás con otro incidente similar en Plottier.

“El entonces gobernador Sapag se comprometió a impulsar una ley para establecer con claridad zonas de exclusión para la actividad petrolera, lugares donde no podrán realizarse actividades petroleras. Sapag se refirió a ciudades, pueblos, comunidades, lagos y ríos para garantizar la seguridad de personas o bienes ambientales que pudieran ser perjudicados por el accionar de esta industria”, recordaron.

Sin embargo, la promesa de Sapag no fue más allá, dicen los mapuches: “No hay dudas que aquella intención política la manifestó para calmar la reacción popular y luego dejó que nada cambiara o perjudicara su alianza con la industria criminal”.

Este martes los miembros de la comunidad pedirán la intervención urgente a la Unidad de Delitos Ambientales que conduce Maximiliano Breid Obeid teniendo como premisa que “el índice de accidentes en Vaca Muerta es alarmante y fundamentalmente en los últimos 2 años”.

Frente a esta situación, postulan, no hay “accidentes azarosos; más bien aparece una conducta empresarial negligente y una omisión en la responsabilidad de fiscalización que tiene el Estado. Y si producto de ello se pone en peligro la salud pública y el ambiente, ahí estamos ante un delito que debe investigarse y juzgarse”.

Share