Alquilar, una odisea

“No se aceptan niños”: 24% de las mujeres solteras con hijos son rechazadas como inquilinas

Share

“No se permiten niños”, es una prerrogativa que se repite en los avisos de inmobiliarias y de dueños de inmuebles que ponen a disposición para alquiler. Esta premisa, ilegal y discriminatoria, afecta principalmente a las mujeres, que siguen encargándose, no importa la edad, de la administración del hogar.

“Y esto tiene que ver con la relación con las inmobilizarias”, resumió Gervasio Muñoz, presidente de la Federación Nacional de Inquilinos en una entrevista con Futurock.

Esta semana la agrupación -que ya se reunió la semana pasada con la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa- mantendrá un encuentro con las autoridades del INADI por este tipo de bloqueos a los inquilinos que, en su mayoría, tiene como blancos a las mujeres.

Mientras se dan estos pasos, la Federación espera avanzar de manera definitiva con una nueva Ley de Alquileres, resistida por quienes manejan el mercado inmobiliario, que no quieren ningún tipo de regulación.

“Las mujeres sufren mucho mas los requisitos para ingresar a un alquiler. Si sos madre soltera, no alquilás, el 24%de una encuesta nos dio que las mujeres que tienen hijos fueron rechazadas por esa condición, a diferencia de hombres que sólo fueron rechazados en un 15%”, señaló Muñoz.

Otra de las imposibilidades del mercado que afectan a las mujeres es que tienen mayor informalidad en sus empleos. “En el mercado del alquiler de la vivienda si no tenés recibo de sueldo en blanco no alquilás, esto también impacta mucho más a las mujeres”.

Tres sectores que se oponen

Los grandes grupos que se oponen a una ley que regule los alquileres son tres, resumió Muñoz:

Inmobiliarias: “Un sector más mezquino y a corto plazo que son las inmobiliarias, que ven que van a perder plata porque extendemos el contrato de dos a tres años. Ese sector es la voz pero no tiene mucha capacidad de hacer lobby”.

Desarrolladores: “El otro sector es el de los desarrolladores, grandes grupos económicos que tienen como negocio secundario el alquiler. “Por ejemplo Marcelo Mindlin (IRSA) que se dedica a través de los negocios de su familia al negocio inmobiliario. Caputo, Calcaterra. Ese sector hace muchísimo lobby”.

“La ley de alquileres no haría pobres a estos buenos señores. Lo que no quieren es que se meta el Congreso a regular el mercado”.

Clase política: “Y después tenemos un sector grande de la clase política que se dedica al negocio inmobiliario, a hacer negocios con la vivienda. Si no tuviéramos esa clase política, el mercado tendría menos posibilidad de lobby. Esa es la explicación por la cual esta ley no sale”.

Muñoz dijo que en el caso del gobierno anterior “tenían otros vínculos porque era apretar un botón y fugar dinero. Este sector está mucho más ligado a la burguesía nacional, que son los dueños de las viviendas. Pero estamos avanzando en cuestiones a corto plazo mucho mejor que el gobierno anterior”.

Esta es la nota completa con Gervasio Muñoz:

Share