Represión en parque Canota

“Nos dijeron que nos pasaba por boluditas”, contó una de las detenidas en un recital de rap

Share

 

Policías forcejean con uno de los participantes de la competencia de rap en el parque Canota.

Pasadas las 14 de este miércoles la policía liberó a las dos jóvenes detenidas el lunes en un operativo represivo en el parque Canota, de Maipú, donde se hacía una competencia de rap. Emanuel, uno de los raperos participantes, permanecía detenido.

Carla (25) le contó a EXPLÍCITO su experiencia del paso por el calabozo de la Comisaría Décima, de Maipú, que compartió con Antonella (18). A ambas les iniciaron una causa por “resistencia a la autoridad” por salir en defensa de Emanuel cuando la policía estaba golpeándolo en medio del operativo.

Todo comenzó cuando, en medio del certamen musical -que se desarrollaba con normalidad, con familias cerca y con otras personas que estaban tomando en las inmediaciones una clase de zumba- la policía comenzó a rodear a los jóvenes que rapeaban y les pidieron que abrieran las mochilas para requisarlas.

“Mi amigo tenía en la mochila una botella de cerveza vacía que habíamos tomado un rato antes -recordó Carla-. Le pidieron el DNI y como no lo tenía le dijeron que se lo llevaban detenido por averiguación de antecedentes”.

Mientras tanto, la competencia de rap siguió. Carla le preguntó a la policía dónde lo llevaban y le contestaron que a la comisaría 29. “No te preocupes que en un rato voy a verte”, le dijo ella a su amigo mientras se lo llevaban. Una de las uniformadas le dijo en sorna: “Sí sí, andá a verlo”.

Mientras ella buscaba su celular y su cargador vió que a Emanuel lo tenían en el suelo “casi ahorcándolo. Lo suben al móvil y empiezan a pegarle adentro. Había como cinco personas filmando eso. En un momento veo que Emanuel tiene un tajo en la cabeza y que le sale sangre, y también tenía lastimada la cara. Me asusto y empiezo a pedir a gritos que lo suelten”.

El momento en que uno de los policías sacó el arma, con el parque Canota lleno de familias, jóvenes y niños.

La tensión fue subiendo entre la policía y los que presenciaban la escena y entonces Carla escuchó que un uniformado pedía “a las del pulóver rojo. Ésa era yo”. Acostumbrada a las razzias contra ciertos grupos sociales, contra jóvenes o artistas por parte de la Policía de Mendoza, Carla no se resistió.

“Iba caminando a la par de la policía y le dije ‘¿A mí también me vas a pegar?’. Ella me contesta ‘debería pegarte’. Me tira al patrullero y me golpea. En el momento en que empiezo a hacerle un mensaje para avisarle a mi mamá me dijeron que tenía que apagar el celular, pero yo alcancé a escribirle”, detalló.

Compañeras de patrullero

Carla conoció a Antonella en el patrullero que las trasladaba a la comisaría. Luego compartirían calabozo desde las 22 del lunes hasta las 14 de este miércoles, cuando las liberaron.

“Ella estaba viendo la competencia con su hermano”, contó. Cuando empieza el maltrato de los policías contra Emanuel y Carla, ellos se estaban retirando, pero Antonella se volvió y le espetó a los agentes: “¿Qué derecho tienen?”. La pregunta resultó un insulto para los uniformados: “La agarraron entre dos policías hombres y la tiraron contra unas bicicletas. Nos subieron a las dos en el patrullero, subieron a otras dos en otro móvil y se llevaron a otros dos detenidos. En total fueron seis, pero a uno lo soltaron rápido. Antes le borraron las fotos y los videos”.

Desde que las subieron al patrullero, Carla insistió varias veces con que la dejaran hacer una llamada, lo cual, asegura, le negaron en todo momento. Al llegar al destacamento les quitaron sus celulares y a ella una riñonera donde tenía medicación que debía tomar.

“Les pasa por boluditas”

Durante el traslado y una vez en la Comisaría Décima el hostigamiento de los policías hacia los detenidos continuó.

“Uno de los que estaba detenido por otra causa nos dijo que uno de los policías le dijo a Emanuel: ‘Tu novia nos va a tener que chupar la pija para que la soltemos’. Yo entré en pánico porque veíamos a ese policía cerca de la celda”.

“Eso les pasa por boluditas, por estar en el parque en vez de estar estudiando”, fue otra de las frases que les soltaron los policías.

Autolesión que figura en la causa como “agresión”

En el momento en que la policía forcejeaba para llevarse detenidos a los jóvenes, una de las agentes quiso pegarle a Emanuel pero, cuenta Carla, “le erró y le pegó a un basurero, lastimándose el brazo”. Esa lesión, señala, quedó en la causa como una agresión de los detenidos hacia los uniformados.

Emanuel, un chico de la calle

Carla conoció a Emanuel en el ámbito del rap, en el que ella incursiona hace dos meses. El joven, quien al caer la tarde de este lunes seguía detenido por “averiguación de antecedentes”, vive en la calle.

“Está acostumbrado a que le peguen, de hecho les dijo a los policías ‘qué me hace un golpe más’. Esta todo tatuado y se le fueron directo a él por portación de rostro. Lo encuentran durmiendo en una plaza y lo despiertan de una patada. Es una persona que no confronta, ante un policía agacha la cabeza”, lo describió.

Protesta en la plaza Independencia

Este sábado en la plaza Independencia habrá una protesta de raperos y artistas “contra la policía y contra el Gobierno de Mendoza”, para que pare la represión selectiva hacia estos grupos de jóvenes.

 

 

Share