Ordenamiento Territorial

Ojeda presentó su plan de zonificación para impulsar la minería y conectar a Malargüe con Vaca Muerta y los puertos

Share

Juan Manuel Ojeda, intendente de Malargüe.

El intendente Juan Manuel Ojeda (Cambia Mendoza) presentó este lunes el Plan Municipal de Ordenamiento Territorial que busca la “micro y macro zonificación” para el impulso de la minería metalífera y no metalífera.

Fue en una audiencia pública cuestionada por no ser accesible para poblaciones que se verán afectadas por la planificación, además de que en varios tramos se quedó sin audio la transmisión por YouTube.

El plan de ordenamiento presentado por Ojeda puso el acento en un corredor logístico petrolero uniendo el valle del río Grande con los puertos de Chile y Bahía Blanca y las rutas del fracking de Vaca Muerta a través de la 40.

“Malargüe capital de la energía”, propuso entre los objetivos el plan de Ojeda, que proyecta fortalecer los lazos de ese departamento con el fracking en Vaca Muerta a través de Pata Mora y una red de caminos que van de la ruta 40 (de norte a sur) y la conexión con Chile a través del pasó Pehuenche y con Bahía Blanca.

Jefe de operaciones de YPF y asesor de la Municipalidad

Uno de los primeros en exponer fue Arturo Elissonde, jefe Operaciones de YPF, profesor de la UNCuyo y asesor de la municipalidad de Malargüe en sucesivos planes de ordenamiento territorial, incluída la gestión de Ojeda.

Según Elissonde, “la matriz energética en 2050 todavía va a ser basada en fuentes fósiles y eso tiene que ver con los costos y las dificultades hacia las nuevas tecnologías”, y en ese punto articuló a Malargüe como un polo minero al que hay que desarrollar.

“Tomamos el concepto de escalas territoriales para analizar a Malargüe y su relación con otras regiones y la dinámica temporal para preparar a Malargüe para los próximos 30 años”, arrancó. Luego vaticinó: “Como escenario posible podemos calcular que no se cumpla con los acuerdos de París, que siga el proceso de cambio climático y haya menos disponibilidad de agua”.

“La matriz laboral va a ser muy afectada por la transformación tecnológica. Es un ejemplo lo que pasó con la pandemia. Hay que ir previendo la diversificación de la matriz productiva de Malargüe”, recalcó.

“A escala regional analizamos a Malargüe en la macro región Pehuenche, con proyectos como el de CUEMECO,  que es la cuenca media del rio Colorado, la séptima región de Chile para la salida al Pacifico y la región de Vaca Muerta, que si bien es muy reciente tiene la potencia suficiente y es una región vecina y podemos aprovechar parte de ese crecimiento. Nos rodean regiones y nuestra posición es estratégica y puede ser el trampolín para una Malargüe muy diferente”.

El agua del río Grande

Elissonde se explayó después en la utilización del agua del río Grande y en ese punto hablo del concepto de cuenca hídrica. Precisamente quienes se oponen a la construcción de Portezuelo del Viento y los pampeanos, quienes mantienen pleitos judiciales con Mendoza por el Atuel, hablan de “cuenca hídrica” para ejemplificar el daño que Mendoza hace río abajo cuando interrumpe el curso de los ríos.

“La cuenca hídrica no es solo el drenaje del agua, la cuenca permite integrar a todos los recursos, el agua, el suelo, la flora, las personas, los caminos, los valles”, detalló el técnico de YPF y asesor de la comuna.

“Hay 34 metros cúbicos por segundo de la cuenca del Colorado que están dentro de Malargüe, eso se puede aprovechar, pero tiene que ser rápido. Todas las actividades deben ser impulsadas, buscando un equilibrio  y de racional ambiental y social. la producción energética, la actividad ganadera, el turismo, la minería todas deben ser impulsadas”, subrayó.

Arturo Elissonde, jefe de Operaciones de YPF y asesor de la Municipalidad de Malargüe.

Rutas y agua, la estrategia

El asesor de la comuna postuló un “modelo territorial realizable paa que Malargüe se convierta en un nodo regional. Hay que reforzar la red vial de Malargüe conectándola hacia el oeste con Chile, al norte por ruta 40 y hacia el sur con Vaca Muerta. Es urgente terminar la ruta 40 hacia Neuquén, y en el eje este oeste comunicarse con el sur de la región de Bahía Blanca y los puertos chilenos”.

En ese punto hizo foco  en los “corredores regionales y la CUEMECO, comunicando con Rincón de los Sauces, que debería ser aliado permanente de Malargüe, es un centro de servicios que puede combinarse con Pata Mora”.

Zonificación

Así como en Chubut el gobernador Mariano Arcioni (PJ) impulsó la zonificación minera para derribar de hecho las restricciones de la Ley 5001, en Malargüe impulsan una micro y macro zonificación de regiones donde impulsar la minería metalífera.

Verónica González (foto), directora de Minería y Energía de la Municipalidad de Malargüe, detalló los planes de zonificación para Malargüe.

Unidades de Integración Territorial (UIT) es como nombra el plan a las distintas regiones en las que divide el PMOT de Ojeda. “Nuestra idiosincracia es distinta con el resto de la provincia”, arrancó González.

“Estas unidades -señaló- permite que sean diferenciadas por lo que ellas necesitan. Uno de los conceptos que se tomó es el concepto de cuenca y el aspecto funcional, que es la relación del hombre con el territorio”.

González dividió el territorio malargüino en sete de estas unidades: la ciudad cabecera, La Junta, Cañada Colorada, Caminos de alta montaña, corredor productivo y logístico Río Grande, corredor Agua Escondida y zona de integración cuenca Río Colorado. En varios de estos lugares la comuna plantea desarrollar la minería metalífera.

Por ejemplo en el área de Los Molles, Las Leñas, Valle Hermoso, El Azufre y Valle Noble, un sector donde se concentra la precipitación nívea, donde nacen los ríos “y hay un gran potencial para la explotación minera metalífera. Habrá que ver cuales son los lugares tangibles para eso”, remarcó González.

En Bardas Blancas, Las Loicas, El Manzano y El Alambrado, que es la zona donde se planifica Portezuelo del Viento, “también hay lugares con potencialidad minera, tanto minerales metalíferos como no metalíferos”, siguió la funcionaria.

En Agua Escondida: donde están Carapacho, La Salinilla y El Cortaderal, siguió, “es necesario llevar a cabo una planificación para movilizar actividades como la minería, manganeso, fluorita y el cuarzo para ferroaleaciones. Allí hay un yacimiento que hay que continuar estudiando”.

Sobre la ubicación estratégica de esta zona indicó que “la ruta 180 la conecta de norte a sur con Pata Mora y tiene las reservas. También está la mayor cantidad de población de guanacos y una fábrica de hilado de guanaco sin uso por cuestiones de energía.¡”.

Cerró con la importancia de la cenca del río Colorado: “El sector sur del departamento, donde Pata Mora no está planificado y es allí donde del lado mendocino vamos a poder explotar Vaca Muerta. Y ahora se incorpora la mina Potasio Río Colorado”.

Esta es la audiencia pública completa:

 

 

 

 

 

 

 

Share