Conflicto en las aulas

Para licuar a los sindicatos docentes, el Gobierno sentó a la “mesa de diálogo” a padres y directoras autoconvocados

Share

José Thomas, tItular de la DGE. Foto: Gobierno de Mendoza

En un intento de licuar la representatividad de los gremios docentes el titular de la Dirección de Escuelas, José Thomas, sentó en las “mesas de diálogo” a los padres autoconvocados y a las “directoras autoconvocadas”. Fue el viernes, en la previa del inicio de clases presenciales en Mendoza.

De esta manera el Gobierno de Mendoza ninguneó a los sindicatos “con personería gremial “electos con votos en democracia, que tenemos la representatividad por el voto de los afiliados”, resumió Esther Linco, de SADOP, uno de los sindicatos que el viernes acudió a una reunión con el titular de la DGE en Casa de Gobierno.

En esa instancia Thomas los anotició de que no rige para los docentes la resolución 60 del Ministerio de Trabajo de la Nación, que exceptúa del trabajo presencial a los que tengan niños en edad escolar y no acudan a clases por el obligado protocolo contra la COVID-19.

En Mendoza ese protocolo indica que los alumnos asistirán a clases de manera discontinua una semana sí, otra no, algunos días de la semana sí, otros no. Para saldar eso la Nación dispuso que alguno de los progenitores quede exceptuado de sus trabajos los días que deba cuidar a los niños.

“Es una resolución de la Nación que impacta sobre los privados. Para los empleados de la provincia no corre”, refrendó Thomas este lunes en conferencia de prensa.

En Mendoza no habrá licencia para los que deban cuidar a sus hijos cuando no haya clases presenciales

“¿Cómo se hace entonces?”, lo consultaron. “Como hasta hoy, como todas las actividades hasta hoy que no estaban exceptuados”, respondió.

Salarios por debajo de la línea de pobreza

“No se puede vivir, ni llegar a fin de mes ni pagar un alquiler. El 80% de las mujeres somos docentes, que tengamos estos sueldos bajísimos y sueldos de hambre también es una violencia hacia todas las compañeras mujeres” señaló Linco en entrevista con radio Nacional Mendoza.

En Mendoza una familia de dos adultos y dos niños necesitó en enero $50.292 pesos para no ser pobre, $16.199 más que en el mismo mes del año pasado, según datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE).

Sobre la paritaria nacional docente, que contempla un aumento salarial de 34,55% -con lo que el salario mínimo docente alcanzará los 31.000 pesos a partir del 1° de marzo y llegará a 37.000 en septiembre-, Linco indicó: “Venimos con una pérdida en el 2020. Llegamos a 32.000 con 4 mil pesos que es una suma no remunerativa que se termina en diciembre de 2021”.

“Este gobierno desoye todo lo que dice el Gobierno Nacional, si en el 2020 no llegamos a $27.000 ahora estamos en $23.500. Hoy llegamos a 32.000 con 10 años de antigüedad, con la suma remunerativa que se pierde en diciembre, con bono y todo sabemos que es miseria”.

Share