Pozo Cercado Occidental

Sin información sobre consumo de agua y sismicidad, llaman a audiencia por un área que le abre la puerta al fracking en Tupungato

Share
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Sin información sobre el consumo de agua, consumo de áridos, consumo de combustibles y lubricantes, movimiento de suelos y contaminación sonora. Sin información completa sobre sismicidad, erosión eólica e hídrica. Sin datos sobre emisiones al aire de material particulado.

Estas son algunas de las observaciones de la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo sobre omisiones y espacios en blanco o dudosos de la Manifestación General de Impacto Ambiental (MGIA) que presentó YPF para avanzar en la exploración del pozo Puesto Cercado Occidental, en Tupungato, que será presentada en una audiencia pública el próximo 14 de julio vía Zoom.

La audiencia fue convocada por el Gobierno de Mendoza, y a pesar de que la audiencia se convoca para la exploración de un pozo convencional, todo el área fue adjudicada para que YPF practique fracking.

En la audiencia el gobierno mostrará dictámenes técnicos a favor por parte de la Facultad de Ingeniería y del Departamento de Irrigación, los cuales pese a alertar sobre una serie de inconsistencias y omisiones graves, sobre todo para las consecuencias ambientales del proyecto, indican que el proyecto “cumple con “requisitos ambientales mínimos”.

El proyecto afectaría a todas las comunidades aguas abajo del río Tunuyán, ya que el pozo -que no está debidamente identificado en los estudios presentados por YPF- está en una zona a explorar de 106 kilómetros cuadrados que se ubica pegada al arroyo Anchayuyo, que desemboca en el Tunuyán. Es una zona cercana a Las Cerrilladas, San José, Villa Bastías y La Arboleda.

Desconociendo un litigio en la Corte

El avance para la exploración se da en paralelo a un litigio que mantiene la municipalidad en la Suprema Corte por una ordenanza que declara a Tupungato libre de fracking.

En mayo del 2013, el Concejo Deliberante de Tupungato votó por unanimidad que su territorio permanezca libre de fracking, siguiendo el camino de otros municipios ambientalistas como San Carlos y Alvear. La ordenanza prohíbe en el departamento la actividad de exploración y explotación de gas y petróleo de yacimientos no convencionales bajo la técnica de fractura hidráulica. Sin embargo esa norma municipal fue denunciada por Fiscalía de Estado como inconstitucional. 

“El llamado a la audiencia desconoce el proceso de litigio. La MGIA es por todo el área, el Gobierno habla de un pozo convencional pero la preocupación de la comunidad es que la licitación se llamó para el área a través de exploración no convencional (es decir fracking)”, señaló a EXPLÍCITO Paula Sapollnik, de la asamblea Tupungato por el Agua Pura.

“Queremos que se entienda que aunque el Gobierno diga que es sólo un pozo se está avanzando sobre un área completa para hacer no convencional”, subrayó.

Si el Gobierno avanza en este pozo aprobando la MGIA, luego podría abarcar todo el área adjudicada para fracking con esa autorización, advierten los asambleístas del Valle de Uco.

Esto es porque el decreto firmado por Alfredo Cornejo para avanzar con la fractura hidráulica en Mendoza se especifica que en áreas adjudicadas previamente sólo con un estudio específico de un pozo se puede seguir con la explotación.

En efecto, el área adjudicada a YPF fue para extraer hidrocarburos de manera no convencional.

Un área adjudicada para hacer fracking

El trayecto recorrido por el proyecto lo explicó Fabian Navas, de la misma asamblea Tupungato por Agua Pura. “El 3 de enero de 2018 salió el pedido de licitación para explorar ese pozo con fracking. Debería haber habido un pedido de oposición por parte d las autoridades municipales porque había una ordenanza de 2013 que decía que en el departamento no se podía hacer ni exploración ni explotación mediante fracking”.

Se preadjudicó y se adjudicó en el 2018 a YPF el área con el objetivo de hacer fracking. “En el pliego de licitación y en el decreto de adjudicación dice que se tienen que respetar los objetivos de licitación. Ese área fue propuesta y adjudicada como no convencional”, agregó Navas en la radio comunitaria Sin Dueño, de Tupungato.

“El permisionario deberá cumplir con el compromiso de inversión y el plan de trabajo de inversión, cumpliendo con el objetivo explicitado en el anexo II”, se lee en el artículo 14 de adjudicación a YPF. “En el anexo II dice claramente  que el objetivo es no convencional, entonces partamos de la base de que la manifestación general de impacto ambiental que lleva a esta audiencia publica  lo presentan como convencional, no como no convencional. eso es un llamado de atención”, completó Navas.

Este es el dictamen técnico de la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo que se discutirá en la audiencia:

Share