Freno antes de empezar

Suarez condicionó el aumento de sueldo de los estatales al equilibrio de las cuentas públicas

Share

Mario Abed, Rodolfo Suárez, su esposa, y el jefe de la Policía, Roberto Munives.

En el marco de un discurso de austeridad y ajuste, Rodolfo Suárez condicionó el resultado de las negociaciones paritarias de su gobierno al equilibrio fiscal. “Es nuestra responsabilidad prioritaria salvaguardar el equilibrio de las cuentas públicas”, les advirtió de esta manera el flamante gobernador a los maestros, policías, médicos, administrativos y demás trabajadores que conforman la enorme masa de empleados públicos de Mendoza.

“Vamos a poner nuestras mejores intenciones en el ámbito paritario para apoyar a los empleados públicos que hacen bien su trabajo, de manera que cada vez lo puedan hacer mejor, y para acompañar las mejoras en el salario del sector público”, comenzó. Luego dio un giro en su discurso usando un “pero”.

“Pero éstos deben comprender, que todo cuanto podamos se hará sólo en el marco de lo que realmente pueden pagar los mendocinos. Los empleados públicos somos empleados de la sociedad en su conjunto, que es la que hace el esfuerzo contributivo para hacer posible el funcionamiento del estado”, siguió.

“No existe sistema público eficaz y sano cuando los egresos se separan de los ingresos. En consecuencia es nuestra responsabilidad prioritaria salvaguardar el equilibrio de las cuentas públicas, porque es uno de los instrumentos esenciales para dinamizar el progreso equitativo de todos, y eso es lo que vamos a hacer”, reforzó el mandatario en su discurso ante la Asamblea Legislativa que le tomó juramento a él y a su vicegobernador, Mario Abed.

“La única forma de que Mendoza tenga más dinero para invertir es produciendo mas y administrando mejor, y para eso se necesitan acuerdos amplios y mucho diálogo”, remató el mandatario.

 

Share