El amigo del presidente

Una empresa que tiene a Nicolás Caputo como accionista se quedará con una central eléctrica del Estado

Share

La central termoeléctrica Brigadier López está ubicada en el parque industrial de la localidad de Sauce Viejo, Santa Fe.

Una empresa que tiene entre sus accionistas a Nicolás Caputo, socio y mejor amigo reconocido del presidente Mauricio Macri, se presentó al concurso de venta de dos centrales eléctricas que privatizará el gobierno.

Central Puerto es la única oferente por la central Brigadier López, situada en Santa Fe, y compite con YPF por Ensenada Barragán, localizada en la Provincia de Buenos Aires. Las plantas fueron construidas con financiamiento del ANSES.

El portal EconoJournal describió los pormenores del proceso de privatización convocado por IEASA, Enarsa rebautizada por el macrismo, para las centrales eléctricas. Central Puerto, que tiene a Caputo como socio menor con el cuatro por ciento de las acciones, fue la única empresa privada que consiguió financiamiento externo para ir por las centrales en cuestión.

Se trata de la segunda empresa en tamaño del mercado eléctrico nacional. Es propiedad de un holding integrado por los empresarios argentinos Guillermo Reca (un ex Citibank que actúa de presidente de la compañía), Eduardo Eskasany y Caputo.

La estatal IAESA es presidida por el macrista Mario Dell’Aqua, ex titular de Aerolíneas Argentina. El Estado espera recaudar unos 400 millones de dólares con la venta de las dos centrales.

El proceso de licitación interesó a un puñado de empresas que compraron los pliegos, pero sólo Central Puerto consiguió créditos para entrar a la operación, al margen de la estatal YPF, la mayor empresa energética del país.

Una central para cada oferente

El jueves (7 de febrero) se realizará una pre-calificación de oferentes después de evaluar los antecedentes financieros y bancarios. Se supone que al final del proceso la central santafecina Brigadier López, una usina de mediana envergadura -280 megawatt (Mw)-, pasará a manos de Central Puerto por ser la única oferente.

Puerto ofertó el pago en efectivo de unos US$ 150 millones. Además, deberá inyectar capital para cancelar parte de una deuda con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que financió la construcción de la planta en 2014, aunque en este caso puede usar acreencias con el Estado por un pasivo acumulado durante el kirchnerismo.

La central Brigadier López está ubicada en el parque industrial de la localidad de Sauce Viejo, Santa Fe, a 20 kilómetros de la ciudad de Santa Fe. Cuenta con una potencia instalada de 280 MW y fue habilitada para operar comercialmente en agosto del 2012.

La pelea por Ensenada Barragán, una central de mayor potencia (540 MW) ubicada en las afueras de La Plata, es más reñida porque YPF presentó una oferta competitiva, adelantó EconoJournal, que maneja información calificada en materia energética.

Como YPF Luz no pudo cerrar la ingeniería financiera por la escasa profundidad del financiamiento internacional disponible para la Argentina, es la empresa madre, YPF SA, la que se presentó en la licitación de IEASA.

“La oferta de Puerto por Ensenada Barragán incluye un condicionante legal que le resta chances. Lo más probable es que la central quede para YPF”, expresó un directivo de alto nivel del mercado eléctrico citado por el portal.

La petrolera que preside Miguel Gutiérrez ofertó unos 310 millones de dólares en efectivo —220 millones por la central y 90 millones para saldar la primera cuota de la deuda con el FGS del ANSES— y garantizar una inversión de casi 200 millones de dólares para terminar la construcción de la central.

La central Ensenada de Barragán está ubicada en el polo petroquímico de la localidad de Ensenada en la Provincia de Buenos Aires a 10 kilómetros de la ciudad de La Plata, tiene una potencia instalada de 560 MW y fue habilitada para operar comercialmente el 28 de abril del 2012.

 

Share