Convenio con Stanley

Una ong en la que Albino adoctrina mujeres con embarazos no deseados recibirá plata de la Nación

Share

Abel Albino, militante contra los derechos de la mujer, junto a intergrantes de VITAM en un video institucional. Foto: captura d pantalla

El Gobierno de Macri encaró un acuerdo con entidades de todo el país autodenominadas “provida” que implica el desembolso de fondos públicos para militar embarazos no deseados . El convenio que incluye a la ONG mendocina VITAM, de neta raíz católica.

El acuerdo-difundido por el diario Página 12- ponía, además del dinero, en funcionamiento un 0800. Y exigía una contraprestación: que las entidades  responsables de la “Red nacional de acompañamiento a la mujer con embarazo vulnerable” les informaran a las mujeres sobre las posibilidades de la interrupción legal del embarazo.

Según el diario porteño, las entidades respondieron que no estaban en condiciones de hacerlo. Por esa razón, cita el matutino fuentes Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, se “enviará mañana (por este viernes) una carta para comunicar oficialmente la rescisión del acuerdo”.

La decisiónd e dar de baja al acuerdo, informa el diario, fue anunciada este jueves durante una reunión en la Secretaría, en la que estaban presentes el titular del área, Gabriel Castelli –quien había suscripto el acuerdo–, y su segundo, Roberto Candiano.

“Sin embargo, el convenio sólo quedará sin efecto 30 días después de oficializada la decisión en la carta, algo que debería suceder mañana (por este viernes)”. Por eso, indica el diario, la línea cuya inauguración está programada para el 1 de abril,  comenzará efectivamente a echar a andar y funcionará durante algunos días.

Por lo mismo, la rescisión tampoco cancelará de manera automática el desembolso de fondos públicos para apoyar a las entidades detrás del convenio: la mitad del 1.300.000 pesos acordados ya fue entregada a la Fundación Vida en Familia, cuyos representantes, la pastora Evelyn Rodríguez y su marido, Alfredo Weber, firmaron el convenio en  nombre de la “Red”, indica el diario.

Además de la mendocina VITAM, en la que militan el propio Abel Albino, están en esa red la Fundación Vida en Familia, Fundación Más Vida, organizaciones de Jucum (Juventud con Una Misión, que agrupa núcleos de fe evangélica) y Gravida (vinculada a Acción Católica, y que actualmente está presente en “57 localidades de 33 diócesis argentinas”, según AA), el “Proyecto Esperanza”, de “acompañamiento pastoral en atención post-aborto” (y que “forma parte de la Red de Acompañamiento Post-Aborto Latinoamericana y Red Pro-Vida”), la Fundación Accionar (cuya titular, Vilma Jilek, suele trabajar en revinculación “para abordar los casos de alienación parental”) y la Fundación Elegí Sonreír (dedicada a implementar “buenos valores y de reivindicar valores tergiversados y/o perdidos”).

De embarazos no deseados a embarazos “vulnerables”

“Las mamis, nuestra prioridad”, se promociona VITAM en sus institucionales. Al igual que Albino con CONIN, que se expande allí donde el estado decide no intervenir, aunque luego financia con remesas millonarias al médico antiabortista, VITAM se jacta de cumplir “una fin ion esencial: proteger la vida humana desde la concepción y contener a las chicas embarazadas en riesgo, llenando un vacío que.el.Estado ha dejado”.

En ese tren, sostiene que acompaña a mujeres que no desean parir para que lo hagan. Según VITAM, ellos les enseñan a “valorar la vida”. En uno de sus videos institucionales -que no reproducimos aquí por decisión editorial-, señalan como misión “convertir un embarazo no deseado en una oportunidad para generar nuevos proyectos a través de orientación familiar”. Acto seguido aparecen imágenes de sacerdotes con niños y la leyenda “En abril celebramos 15 bautismos!”. Luego comparten las imágenes de las supuestas beneficiarias de su proyecto con los bebés nacidos de esos embarazos no deseados.

Share