En medio del pedido de retomar el diálogo por Malvinas apareció un libro que dice que las islas son uruguayas

Share

Sus autores se basan en que alguna vez fueron administradas por el Virreinato del Río de la Plata desde un apostadero naval en Montevideo. El argumento es fogoneado en la prensa inglesa.

 malvinas

Un libro que sostiene que las islas Malvinas pueden pertenecer a Uruguay sumó una nueva polémica sobre el archipiélago, aunque la idea es refutada por historiadores. El libro, sin embargo, ha servido para levantar polvareda en medio del pedido de Argentina para que Inglaterra ponga fin al colonialismo y se siente a dialogar, moción impulsada, además, por la ONU.

La tesis del arquitecto uruguayo Juan Ackermann y del ingeniero agrónomo argentino-uruguayo Alfredo Villegas se apoya en un tratado de 1841 que los autores desempolvaron para su libro “Las Malvinas ¿son uruguayas?”.

Ese acuerdo firmado por España y Uruguay cedió al país sudamericano las atribuciones que tenía el puerto militar de Montevideo sobre el archipiélago del Atlántico Sur, destacan los investigadores y afirman que eso aún podría tener validez.

“El aporte de documentos y la historia de todo lo que sucedió es lo que queremos hacer conocer. Y al analizarlo desde ese punto de vista se plantea que (las Malvinas) son uruguayas: es así”, señaló Ackermann.

juan_ackermann_alfredo_villegas__304x171_rociocardoso
Juan Ackermann y Alfredo Villegas son los autores del libro.

Ackermann recordó que 17 años después de aquel tratado, España firmó otro similar con Argentina, pero negó que el país europeo entonces pudiera “ceder lo que ya le cedió a Uruguay”.

Villegas complementó que en el mismo pacto hispano-uruguayo de 1841 se basó un tratado antártico convalidado por el Senado argentino más de un siglo después, en 1974, un “documento que nadie nunca mencionó”.

Villegas descartó que el libro tenga un hallazgo histórico y señaló que intelectuales uruguayos como Eugenio Petit Muñoz manejaron en el siglo pasado la posibilidad de que Uruguay tuviera derechos sobre las islas.

“Hemos levantado un tema que estaba dormido, en un momento álgido”, admitió.

El libro fue publicado año pasado por la editorial Botella al Mar sin desatar polémica, pero fue una presentación realizada la semana pasada en Punta del Este lo que llamó la atención de medios uruguayos y extranjeros.

Su difusión ocurre en medio de una disputa diplomática entre Argentina y el Reino Unido sobre la posesión legal de las islas, tres décadas después de la guerra entre ambos países por el archipiélago.

Uruguay nunca ha reclamado derechos sobre las islas, aunque Ackermann sostuvo que sí podría hacerlo y Villegas sugirió que podría usar el tema para negociar con Argentina cuestiones comerciales o bilaterales.

El presidente de Uruguay, José Mujica, realizó un comentario sobre el reclamo argentino por las islas durante un acto celebrado en mayo ante el embajador argentino en Montevideo, Dante Dovena.

“En el reclamo (los uruguayos) no somos desinteresados. Después discutiremos si son argentinas o uruguayas. Al fin y al cabo, en la época de la colonia, las Malvinas se atendían desde el puerto de Montevideo, vaya contradicción”, dijo Mujica en esa ocasión según consignó el diario uruguayo El Observador.

Aunque BBC Mundo procuró conocer la opinión de la Cancillería uruguaya sobre este tema, eso no fue posible hasta la publicación de este artículo.

Un detalle

Consultada acerca del libro, Ana Ribeiro, una conocida historiadora uruguaya especializada en fundamentos de la investigación histórica, sostuvo que “es un planteo sin dudas que acicatea y provoca”.

“Cuestiona todo a la vez, porque dice que si vamos a aplicar en puridad, si Argentina lo reclama (el archipiélago), hasta Uruguay podría hacer un reclamo”, indicó Ribeiro a BBC Mundo.

Sin embargo, descartó que Uruguay tenga argumentos de peso para sostener que las islas le pertenecen, algo que calificó como “ucrónico” y dijo que nunca fue reivindicado por la gente.

“Las Malvinas efectivamente pertenecieron al Virreinato del Río de la Plata, se administraron desde el apostadero naval de Montevideo, pero eso cuando este territorio que entonces no era Uruguay pertenecía al imperio español”, dijo.

“Jamás un historiador puede mirar sólo un detalle. La ley capaz que aplicada en puridad avalaría tal cosa, pero la historia es siempre una madeja complicadísima”, dijo.

A su juicio, si se siguiese el mismo razonamiento, Montevideo también podría reclamar legalmente las Misiones Orientales, que eran jurisdicción española y fueron ocupadas por los portugueses a comienzos del siglo XIX.

“Si nos vamos a poner a hacer cosas en puridad de cierto marco jurídico, habría una avalancha de reivindicaciones”, concluyó.

Share

COMENTARIOS