Economías regionales en picada: La Federación Económica de Mendoza advirtió que hay fincas enteras de perales abandonadas sin cosechar

Share

perales

La Federación Económica de Mendoza advirtió que la crisis de las economías regionales sigue acentuándose, ya hay productores en quiebra y se está complicando sostener el empleo en la mayoría de las producciones agropecuarias del país, además de alertar de que en el Valle de Uco hay fincas abandonadas, principalmente de pera.

La pera es uno de los productos que sufrió en los últimos meses mayor distorsión entre el productor y la góndola, según informes de la CAME. En marzo el valor de esa fruta se multiplicó por ocho desde el precio que se le pagó al dueño de la planta versus el que se le cobró al consumidor en los súper e hipermercados.

En febrero fue el producto con mayor disparidad de valor, por la cual el consumidor pagó en góndola casi 20 veces más de lo que recibió el agricultor en el campo. A eso la FEM le sumó las últimas subas en los combustibles y el aumento de las tarifas eléctricas y el resultado es poco favorable para el que tiene que encarar una cosecha.

En el siguiente cuadro elaborado por la CAME se observa lo que se le pagó en marzo al productor dueño de la pera y de otras frutas:

pera

En un comunicado sobre la dura realidad del sector, se enumeró algunos de los factores de esta crisis: costos en alza, fuerte caída en la demanda, sobre oferta en el mercado, falta de financiamiento, excesiva presión fiscal y dificultades para colocar los productos en el mundo que vienen sufriendo los productores. Y sumaron en estas semanas “los mayores ingresos de mercadería importada en algunos sectores, la multiplicación de las tarifas energéticas, las subas en los combustibles” (estos tres factores por decisiones tomadas por la gestión macrista) y las “desavenencias climáticas en diversas zonas que generan pérdidas millonarias e irrecuperables”.

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria de Tunuyán y vicepresidente de la FEM, Alberto Carleti, señaló que la situación de las actividades productivas en general en Mendoza muestra “inflación y aumento de los costos, sobre todo energía y combustible, que han pegado muy fuerte en estas actividades ya que son insumos importantes”.

Agregó que el sector más afectado es el frutícola que atraviesa una grave situación y que en el Valle de Uco se ven cultivos abandonados, principalmente de pera.

Con respecto a las expectativas, Carleti expresó: “Siempre se espera que la próxima cosecha va ser mejor, las medidas tomadas tiende a mejorar la rentabilidad de estas actividades pero esto no se puede ver en forma inmediata y dependerá mucho de cómo avance el tema de la inflación y que está no se consuma todos los beneficios”.

En este contexto recordó que está faltando que se instrumenten medidas con respecto al créditos, facilitar el acceso al mismo, moderar las tasas son altas para el sector productivo, como también el tema de presión y control fiscal. “Hay que facilitar y ayudar a recomponer la situación fiscal de muchos pequeños productores para que puedan volver a integrarse al sistema, debemos tender a una economía totalmente formal, combatir la evasión fiscal pero para esto en necesario reformular el sistema impositivo”, reclamó Carleti.

Share