Etiquetar es la clave

Advierten sobre el lobby empresarial en el proyecto de ley de rotulado frontal de alimentos

Share

Rótulos negros con advertencias sobre el azúcar y las calorías en México.

La periodista Soledad Barruti, quien ha investigado durante años la industria alimenticia de Argentina, criticó la decisión de avanzar en una ley de rotulado frontal para los alimentos procesados y ultraprocesados. “No es una buena noticia -sostuvo en Twitter- ¿Por qué? Porque en ese mismo comunicado dijeron que lo harían conjuntamente y con la participación de la COPAL (las marcas) para establecer las reglas. Algo que en ningún lugar del mundo generó nunca buenos resultados. Todo lo contrario”.

Siguió la experta: “Yogures, cereales, sopas, panes: es tan larga la lista de productos que quedan en evidencia con un buen rotulado frontal que ninguna marca lo quiere. La industria tiene que ser regulada. Invitarla a participar de ese proceso es abrirles la puerta para que hagan lobby en contra”.

En efecto, el comunicado oficial del gobierno nacional dice que el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, se reunió con el titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, “para compartir con todos los actores involucrados, las principales líneas del proyecto de etiquetado frontal de alimentos elaborado por las carteras de Salud, Desarrollo Productivo y Agricultura”.

Sigue Barruti en TW: -“Ah, pero Gines dijo que salía sí o sí”. Peor. ¿Cuál es la estrategia 2 de la industria? Que salga el peor rotulado posible y sacar ventaja en la confusión. Hay muchos ejemplos (vean el estudio anterior), pero tomemos México”.

Contó la periodista que tras mucha lucha se logró en México que se colocaran sellos negros que indican que hay exceso azúcar, grasa y sal (como hicieron Chile, Perú y Uruguay),” pero también, rótulos para cafeína y edulcorantes, una sustancia no recomendada para niñxs que, por sustitución, aumentó en un 200 % en los países que solo rotularon azúcar”.

Cerró su argumentación: “En Argentina hay 7 proyectos de ley para aplicar rotulados frontales. Todos están más o menos en la misma línea (está que muestro de Mexico), porque la evidencia es clara y no hay nada que inventar. Nos merecemos llevar la discusión al Congreso. Que sea transparente y que sirva para que circule información que hoy no llega. Necesitamos más democracia, no más acuerdos con privados a puertas cerradas. Es agotador pero acá hay otra que militar estos días”.

Share