Elecciones 2019

Alberto Fernández apunta a Mendoza, Neuquén y Córdoba para la próxima batalla territorial

Share

Alberto Fernández y Anabel Fernández Sagasti en una conferencia de prensa que dieron juntos en Mendoza.

Mendoza, la capital de Neuquén y Córdoba concentrarán la estrategia territorial de Alberto Fernández, el candidato a presidente del Frente de Todos, en las semanas posteriores a las PASO, tras imponerse por amplia diferencia en las primarias.

Fernández arrancará en Mendoza sus visitas posPASO, mientras recibe dirigentes de todos el país y teje alianzas para ampliar la diferencia con la fórmula Macri-Pichetto.

La contienda en Mendoza es clave por la posibilidad de que Anabel Fernández Sagasti le arrebate en las elecciones de septiembre la gobernación a Rodolfo Suárez, candidato puesto por Alfredo Cornejo. La Fórmula F-F se impuso en Mendoza en 14 de los 18 departamentos.

Fernández tiene agendadas actividades en San Rafael, y se reunirá con los candidatos del Frente de Todos de Alvear y Malargüe,aunque los detalles estarán definidos cerca de la fecha del arribo.

En los tres departamentos se impuso el tándem Fernández-Fernández: en San Rafael sacó 44% frente a 33% de Cambiemos, en Alvear fue 47% a 27% de Cambiemos y en Malargüe 49% a 26% del oficialismo. Estos dos últimos distritos están gobernados por macristas, con lo cual se explica el refuerzo de la estrategia electoral.

Con la boleta de los Fernández, el PJ achicó la brecha en territorios clave para Cornejo

Guaymallén

Según el diario Tiempo Argentino, Fernández estaría en Mendoza jueves y viernes (no sólo el viernes como había trascendido hasta ahora), lo cual le daría margen a Fernández para visitar  también Guaymallén, donde Fernández Sagasti tiene apostadas muchas de sus fichas: es el departamento con mayor población de Mendoza.

En las tierras de Tejada Gómez gobierna el radical Marcelino Iglesias, y allí en las PASO del domingo el resultado fue 41% a 35% a favor de Cambiemos. Pero el buen desempeño en el resto de la provincia y el aplastante triunfo del Frente de Todos en el resto del país (ganó en todas las provincias menos en Córdoba y CABA) motorizó nuevas esperanzas en la militancia del frente.

Córdoba

Uno de los dos territorios hostiles a la fórmula F-F fue Córdoba, donde esta fórmula obtuvo 30% frente al 48% de Macri-Pichetto.

El Presidente del Bloque PJ en el Senado cordobés, Carlos Caserio, apuró al gobernador Juan Schiaretti, que por ahora se mantiene prescindente de la batalla nacional:  “Sería bueno que el gobernador firme con Alberto (Fernández) el compromiso que se firmó con los otros gobernadores”.

Además, en declaraciones a El Destape Radio, se pronunció “muy optimista con lo que va a pasar en Córdoba”, por cuanto “es muy probable que Alberto gane” en la provincia mediterránea: “No tengo dudas de que en octubre Alberto supera los 40 puntos en Córdoba, lo firmó ahora”.

Neuquén

El jueves después de las PASO, el concejal peronista y candidato a intendente de Neuquén por el Frente de Todos, Marcelo Zúñiga, mantuvo un encuentro con Alberto Fernández.

“Pudimos plantearle la situación de la ciudad, diversas iniciativas y las problemáticas centrales y hemos recibido el compromiso de nuestro candidato A presidente para avanzar en el diseño el desarrollo de una gran ciudad mano a mano con el Estado nacional a partir del 27 de octubre”, señaló Zúñiga.

En Neuquén el Frente de Todos obtuvo 44% frente a 27% del macrismo. El MPN, por otra parte, quedó tercero con poco más de 7% de los votos.

Alberto Fernández con Marcelo Zúñiga en las oficinas del candidato a presidente del barrio porteño de Palermo.

 

Share