Por ley

Ampliarán el Parque Aconcagua y le incorporan actividades de turismo recreativo

Share

Por unanimidad la cámara de Diputados de Mendoza aprobó este miércoles la ampliación del parque Provincial Aconcagua. Se trata de incorporar 18.500 hectáreas a las 67.400 ya existentes para preservar glaciares, humedales, flora y fauna.

El parque anexa ahora la Quebrada Benjamín Matienzo, ubicada en Las Heras, y en total tendrá ahora 85.900 hectáreas.

La Quebrada Benjamín Matienzo  tiene características geológicas, fito y zoo geográficas que la hacen una unidad ambiental de gran importancia para la conservación. La presencia de glaciares, sistemas de humedales conformados por vegas y cursos de agua superficial, especies endémicas de flora, entre otros, constituyen valores suficientes para incorporarla al parque.

Por otro lado su incorporación al Sistema de Áreas Naturales Protegidas le dará un impulso al desarrollo turístico ya existente y permitirá regular las actividades para que las mismas se desarrollen con mayor seguridad y preservando el ambiente. Su proximidad con Las Cuevas, aportará valor agregado a las actividades que puede ofrecer esta población y el aumento de flujo de visitantes impactará directamente en el desarrollo de la zona.

Los límites del área a anexar se encuentran geográficamente definidos, al norte por la Provincia de San Juan, al sur por la Ruta Nacional 7 exceptuando las zonas con asentamientos permanentes y operativos como las Cuevas y destacamentos gubernamentales previos a la entrada del Túnel Internacional, al este por el Parque Provincial Aconcagua y al oeste por el límite internacional con la República de Chile.

Para esta ampliación se considerarán dos tipos de categorías para su superficie. Una destinada al desarrollo de actividades recreativas y turísticas a la entrada de la quebrada bajo la denominación de Reserva Recreativa Natural y otra destinada a la preservación.

Por su alto valor escénico, paisajístico y recreativo, será destinada a la realización de actividades con propósitos turísticos, recreativos, culturales y educativos, “en donde quedarán prohibidas la destrucción o degradación de los recursos naturales existentes en el área y toda acción que signifique la alteración de la calidad del paisaje, como también el establecimiento de asentamientos humanos, instalaciones, edificios, construcciones y obras de infraestructura y equipamiento que no armonicen con las características del área, o no respeten su fisonomía o paisaje”, señaló el Ejecutivo.

El resto del área seguirá con la misma designación de Parque Provincial, la cual comprende áreas no afectadas por la actividad humana que gozan de representatividad biogeográfica y/o que contengan ecosistemas acuáticos o terrestres, especies de flora y fauna, elementos geomórficos o paisajes naturales de belleza o interés excepcionales, cuya protección es necesaria para fines científicos, educativos, ambientales y recreativos.

 

Share