Violencia policial en San Rafael

Cinco móviles y balazos a mansalva: el brutal operativo que terminó con un niño de 4 años baleado y su hermano de 11 detenido

Share

Agentes de la Comisaría 8 intervinieron en el ataque a dos niños en el barrio Constitución, de San Rafael. Foto: Prensa Obrera

“Un movil se llevó a Bruno. Al rato había cinco móviles. Dos polícías por auto”. Todo por un arma de juguete en las manos de un niño de 11 años. Ese fue el tenor del desmesurado despliegue policial que este lunes hubo en el barrio Constitución, de San Rafael -en teoría por una denuncia al 911-, donde dos hermanos, de 4 y 11 años, fueron atacados por la policía en un operativo que incluyó balas de goma, las cuales hirieron al más chico.

Daniela Urriche, de La Garganta Poderosa San Rafael, describió el operativo que este lunes culminó con un niño de 11 años detenido en la Comisaría del Menor y otro en la guardia del Hospital Schestakow con heridas de perdigones.

“Me extraña que la policía no pueda diferenciar entre una réplica y un arma de plástico de juguete, cualquiera se da cuenta, más ellos que están en esto todos los días. Es nefasto”, señaló Urriche a radio Nacional. 

Urriche -quien realiza un trabajo territorial en el barrio con una asamblea vecinal- dijo que desde el día del operativo contra los niños “todas las noches hay tiros, policía, infantería, mucho desplazamiento policial permanente”.

Sobre el día en que los dos hermanos fueron repelidos por la policía, describió Urriche: “A las tres de la tarde es habitual que los niños estén afuera, es la única hora donde la policía no hace los recorridos y ellos pueden salir a jugar”.

Para la Inspección de Seguridad el ataque podría estar justificado

El ataque con balas a estos dos hermanos es un procedimiento que, según el jefe de la Inspección General de Seguridad, Marcelo Puertas (UCR), podría estar justificado.

Según Puertas, la persecución policial a los dos niños, incluso irrumpiendo en la vivienda de ellos, donde fueron a buscar al más chico, podría tener explicaciones y atenuantes para los policías implicados: “Hay que determinar en qué circunstancias usaron las postas de goma, si había méritos para usarlas o tuvieron un exceso”, dijo.

El titular de la IGS sostuvo que un arma de juguete en manos de un niño puede ser una amenaza para la policía: “Un arma de fuego es un arma de fuego, hay que ver si esa arma presentaba signos de similitud con un arma real, eso lo vamos a ver porque también está secuestrada ese arma”.

El jefe de la Inspección de Seguridad dijo que podría estar justificado el ataque de la policía a dos niños en San Rafael

 

 

Share