Aborto legal

Cumbia, bengalas y pañuelos al viento: la plaza Independencia fue una fiesta en la madrugada

Share

La sanción de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE) pasadas las 4.30 desencadenó un festejo masivo en la plaza Independencia de Mendoza. Miles y pibas y pibes se abrazaron, lloraron, cantaron, gritaron cuando la pantalla gigante mostró los votos a favor de que el aborto deje de ser clandestino en Argentina.

Fue después de una vigilia intensa al calor de la siesta y tras más de 20 años de espera y militancia sin pausa de la Campaña por el Aborto Legal, y organizaciones sociales y políticas, barriales, de trabajadoras, de estudiantes, de mujeres vulneradas en el derecho de acceso a la salud.

La votación se esperó en la plaza Independencia desde las 16 y al caer el sol fue colmándose en cada pasillo y trocito de pasto. Pero cuando empezó a trascender la posibilidad cierta de reunir los votos para la aprobación la agitación fue imparable.

Explotó la Plaza Independencia en la vigilia por el debate del proyecto de ley de aborto legal

Cuando avanzaron las intervenciones, las pibas fueron apiñándose en torno a la pantalla gigante instalada en la fuente. Cada voto en positivo se festejó como un gol, pañuelos verdes al viento y gargantas al rojo vivo.

Las reivindicaciones históricas, como la separación de la iglesia y el estado y la perspectiva de género en la justicia se unieron al reclamo de justicia por Florencia Romano.

Pasada la medianoche la plaza era una fiesta. No cabía un alma frente a la pantalla. En los alrededores, un operativo policial aguardaba por disturbios que nunca llegaron.

La confirmación de los votos a favor de algunos indecisos, otros que en la tarde fueron confirmando la tendencia y, al final, con los votos asegurados, la plaza se levantó y esperó de pie el resultado.

El aborto es legal, seguro y gratuito en Argentina.

Share