Toda vendimia es política

Tres noches de demandas ambientalistas y feministas en el Frank Romero Day

Share

Reclamos ambientalistas y feministas ganaron el escenario del Frank Romero Day este 2020.

La vendimia prestó el escenario del Frank Romero Day para el despliegue de proclamas ambientales y feministas en las tres últimas jornadas del calendario, Acto Central y sus dos repeticiones. Mientras que oficialismo y oposición hicieron política entre copas de champán y cócteles en el palco y en elegantes salones de hotel, el pueblo mendocino aprovechó las grietas de la organización para poner en escena sus propias demandas.

Pese a que Rodolfo Suarez esquivó las protestas durante todo el verano, el sábado, al cierre del espectáculo, tuvo frente a sus ojos y los de sus funcionarios la enorme bandera por “Mendoza libre de fracking”, que desplegaron los artistas en el escenario. El público, por su parte vitoreó la osadía de los bailarines y actores que llevaron el pabellón, y coreó la consigna “El agua de Mendoza no se negocia”.

Lo propio hizo el público cuando la reina saliente, la sancarlina María Laura Micames, se autoproclamó “defensora del agua pura”. De San Carlos salieron las columnas de caminantes de la gran Marcha del Agua que llevaron a Mendoza a las tapas de diarios de todo el mundo, poniendo el foco en la batalla popular contra la ley del cianuro de Suarez.

La bandera contra el fracking fue celebrada por los asistentes al Acto Central, contrarrestando en el espacio público la nula escucha oficial a la demanda, que en las últimas semanas fue acompañada por una avanzada punitivista contra los vecinos y ambientalistas que mantienen vivo el reclamo en las calles, plazas y pueblos.

Domingo: aborto legal

La segunda noche, en tanto, fue testigo de un pañuelazo por el aborto legal, seguro y gratuito, también en el escenario.

Pañuelazo por el aborto legal en el Frank Romero Day. Foto: Natalia Calderón Álvarez.

Bailarinas, actrices y sus pares varones se sumaron al reclamo central del 8M, que en las calles de Mendoza se multiplicó con demandas por el fin de la violencia machista y también contra el fracking.

Lunes: por el agua y contra el sexismo

En el cierre de este lunes, antes de la presentación de Los Palmeras, el público volvió a corear “El Agua de Mendoza no se negocia”, que se escuchó fuerte y claro pese al volumen de los locutores que no daban espacio para que se filtrara el mantra ambientalista.

Por su parte, y pese a los intentos oficiales de acallar el reclamo, un grupo de músicas de la Orquesta Filarmónica de Mendoza se negó a tocar en la tercera noche en protesta por el contenido y el mensaje de las letras del grupo Los Palmeras, plato fuerte de la última repetición.

Musicos y músicas de la Filarmónica se manifestaron por el Ni una menos.

“Hoy, nueve de marzo se realiza el paro internacional de mujeres. Las mujeres de la Orquesta Filarmónica de Mendoza adherimos a este reclamo internacional, aunque de modo simbólico ya que por razones de programación no podemos hacer el paro efectivo. Asimismo queremos expresar nuestro rechazo a la difusión de contenidos artísticos que a través de sus letras cosifican y degradan la imagen de la mujer”, dice el comunicado que redactaron las músicas de la orquesta.

Sus compañeros, en tanto, decidieron acompañar el reclamo usando una corbata verde como símbolo de la lucha feminista.

 

 

 

Share