Paso en falso

El Gobierno de Suárez tuvo que aclarar que todavía no salió a vigilar con drones

Share

Foto de propaganda de la vigilancia con drones difundida por Suarez.

Es su plan de marketing de seguridad Suarez dio un paso en falso este fin de semana. La propaganda oficial anunció testeos del plan de vigilancia con drones en los ingresos y egresos de la Capital, y hasta anunció resultados: dijo que con los drones habían identificado a 265 personas y a  190 vehículos. Sin embargo, al menos oficialmente, estos robots voladores aún no han sido comprados.

Tal como prevé la licitación, hay plazo para presentarse como proveedor hasta el 5 de febrero, con lo cual mal podrían salir a sacar fotos desde el aire a vecinos y autos antes de haber comprado las herramientas.

Quien alertó en las redes sobre esto fue el diputado de Protectora, Mario Vadillo. “¿Cómo hacen para volar los drones policiales, detener personas,hacer multas, si la licitación del @MinSegMza se prorroga para el 5/2/20?”, preguntó por Twitter.

En el portal de los Terranova, Hugo Sánchez, jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, ensayó una explicación: aseguró que los drones aún no están comprados y que en realidad este fin de semana se usaron drones del polo TIC como respaldo a los operativos. “Sirvieron para hacer imágenes de apoyo, pero no tienen las cámaras termográficas ni el zoom potente que van a tener los que está planificado comprar”, completó Sánchez en Mdz.

El funcionario dijo estar sorprendido por la información que salió en los diarios, pero la noticia había sido difundida por el propio ministerio al que pertenece en la web oficial del Ejecutivo:

Vadillo indicó a EXPLÍCITO que analizan por estas horas un pedido de informe para aclarar la cuestión de los drones usados. “Lo estamos estudiando, aparentemente habrían ciertos drones del polo TIC que se están utilizando, pero queremos aclarar el tema”.

Vigilar y castigar, acá y en la China

La idea de Suarez es vigilar desde el aira recopilando imágenes como hoy lo hace Beijing, en China, según se jacto al anunciar la compra de drones. En los últimos años, más de 30 agencias gubernamentales y militares chinas han estado usando drones para espiar a ciudadanos en al menos cinco provincias, según reportó el South China Morning Post.

China también emplea reconocimiento facialinteligencia artificiallentes inteligentes y otras tecnologías para monitorizar sus 1,400 millones de ciudadanos con el propósito de un día darles a cada uno de ellos una puntuación personal basada en su comportamiento. Pero los drones elevan el nivel de intrusión un peldaño más: pueden fotografiar patios, interiores de autos, sitios y situaciones privadas adonde nunca llegaría el ojo del gobierno.

Ya en campaña. Suarez anticipaba que elevaría el nivel de intrusión para exacerbar la vigilancia. En los debates en los que participó insistió en hacer uso del “big data” o uso de datos que brindan los mismos usuarios de dispositivos móviles o internet. “Tenemos que saber qué conversaciones hay en la sociedad para saber dónde se puede estar generando el delito”, señaló, por ejemplo, desde su atril en la Universidad Maza.

Para poder hacerlo, el Gobierno acompaña este plan invasivo con la retórica de “mayor seguridad”, a la que adhiere una masa importante de la población.

 

Share