Primer acto

El lento adiós de Mauricio Macri, vapuleado en las elecciones primarias

Share

Larreta, Pichetto, Macri y Vidal en Costa Salguero, la noche del domingo. Foto: Reuters.

Por Rubén Armendariz
Para Rebelión

Por un margen de 15 por ciento de diferencia (según los primeros cómputos), los candidatos presidenciales del Frente de Todos, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, se impusieron en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) sobre los candidatos oficialistas Mauricio Macri y Miguel Angel Pichetto, de la alianza Juntos para el Cambio.

Más de dos tercios de los argentinos dijeron no al gobierno neoliberal de Mauricio Macri. El pesimismo fue creciendo en filas del oficialismo al divulgarse extraoficialmente uno de los resultados más destacados de la jornada, mientras se demoraba el escrutinio final: el triunfo del exministro de Economía Axel Kicilof (FdT) sobre la gobernadora macrista de la populosa provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Las elecciones 2019 tuvieron este domingo su primer acto, cuando más del 75% de un padrón de 33 millones de personas fueron a las urnas en para elegir a sus candidatos entre miles de postulantes en todas las provincias, pero con la mira puesta en la reelección de Macri.

Se eligieron este domingo en todo el país los candidatos a presidente y vicepresidente que competirán en los comicios generales del 27 de octubre próximoasí como los postulantes para renovar 130 bancas en la Cámara de Diputados, mientras que en ocho provincias se eligió a quienes competirán en octubre para ingresar al Senado.

Para hacerse de la victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 27 de octubre se deberá alcanzar el 45% de los votos válidos, para no tener necesidad de concurrir a una segunda vuelta o balotaje.

En la mayoría de los centros de votación concluyeron los comicios a las 18 horas, pero en algunos había aún largas filas y el horario de cierre fue ampliado. Según datos oficiales, alrededor del 75 por ciento de los electores pasaron por el cuarto oscuro.

Tras las serias acusaciones de un eventual fraude en la transmisión de datos confiada por el Gobierno a la empresa Smartmatic, la jueza con competencia electoral María Servini de Cubría dispuso que los datos de escrutinio provisorio se dieran a conocer en el sitio oficial solamente cuando esté cargado el diez por ciento del total de los cuatro distritos más populosos: Capital Federal, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

Además en la ciudad de Buenos Airese eligieron los candidatos para la jefatura de gobierno, mientras que en las provincias de Buenos Aires, Catamarca y Santa Cruz se votó por los candidatos a gobernador. El comicio en la sureña Santa Cruz fue el único definitorio, ya que no es primaria. Allí Alicia Kirchner, hermana del expresidente Néstor Kirchner y exministra de Desarrollo Social, buscó su reelección.

En estas elecciones surgió una tercera fuerza, el Consenso Federal que llevó de candidatos al economista Roberto Lavagna y al exgobernador Juan Manuel Urtubey, detrás del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio.

El aún presidente Mauricio Macri emitió su voto en el barrio capitalino de Palermo y habló de una “fiesta de la democracia”, al tiempo que dijo que “esta elección define los próximos treinta años de la historia del país”. Apuntó que “los mercados esperan que sigamos en el mismo camino” y que “hicimos todo lo que había que hacer”. Dspués de las 22 horas reconoció la derrota: “hemos trenido una mala elección”, dijo lacónicamente.

Tras votar, Alberto Fernández volvió a hablar de la inquietud que en la oposición genera el cambio al sistema de conteo de votos que impulsó el gobiermo. “Nos genera muchas dudas el modo en que se contrató esta empresa (Smartmatic) y sus antecededentes”, dijo. La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner sufragó en la sureña ciudad de Río Gallegos. Llegó e hizo la fila durante unos treinta minutos, se sacó fotos y se retiró sin hacer declaraciones pese al acoso de los periodistas.

La diputada y líder de la macrista Coalición Cívica Elisa Carrió afirmó que los resultados de las elecciones primarias “no (le) preocupan” porque tiene “la certeza de que en octubre gana la república democrática”. Además pronosticó que el triunfo será “en primera vuelta” y que “no habrá balotaje”. Eso sí, se abstuvo de decir quién será el ganador.

El macrismo ganó nuevamente en la capital, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero con un diferencial menor que en elecciones anteriores. Dos provincias importantes, por el caudal de votos, y que favorecieron en las anteriores elecciones a la alianza macrista Cambiemos, mostraron signos de cambio.

En Córdoba creció el número de votantes por la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner y Santa Fe mostró un importante triunfo opositor. Otro avance significativo del Frente de Todos fue en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca

La Tercera Sección Electoral de la provincia de Buenos Aires, donde votan más de cuatro millones de votantes –zona vapuleada por la crisis económicasocial- fue nuevamente bastión del peronismo, que mostró asimismo un progreso general en la Buenos Aires no conurbana, que representa el 14 por ciento del padrón electoral.

El Frente de Todos mostró triunfos contundentes en distritos populosos como Tucumán y Misiones, en Corrientes (gobernado por el macrismo)y se registraron triunfos del peronismo unificado y sus aliados en Chubut y con alta probabilidad también en Jujuy.

Hacia el 27 de octubre quedan dos interrogantes: si votará más gente que en las PASO y si esos ciudadanos repetirán los resultados de este domingo. Desde el oficialismo especulan que para las elecciones presidenciales, parte de los votantes de la fórmula Lavagna-Urtubey volcarán sus sufragios hacia el macrismo, con el que sienten identificados ideológicamente, lo que sería un suicidio político de un grupo que logró el tercer lugar este domingo.

Rubén Armendáriz. Periodista y politólogo, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Share