Batalla por el salario

Estatales preparan protestas y huelgas tras el aviso de Suarez de que podría no pagar sueldos

Share

Protesta de trabajadores de la salud en el Hospital Notti. Foto: Prensa Obrera

El gobierno los mandó a hacer “home office”, pero si no les paga los sueldos se viene la “home huelga”. Sindicatos de empleados estatales convocaron a asambleas y comenzaron a organizar una protesta respetando las restricciones de la cuarentena en respuesta al anticipo de que la provincia “no está en condiciones de garantizar” el pago de sueldos desde mayo ni el aguinaldo de junio, como señaló este miércoles el ministro Lisandro Nieri. 

Antes de que la pandemia fuera la explicación oficial a los recortes que se vienen, el Gobierno de Mendoza aplicó un ajuste a la baja a los empleados del Casino, a quienes les quitó los adicionales con el aval de la Legislatura (sólo dos legisladores se opusieron al recorte de salarios en esa oportunidad).

El gremio de los trabajadores de la educación señaló sobre la nueva advertencia de Nieri: “Venimos sosteniendo el sistema educativo sin aumento, con salarios deprimidos, sobrecargadas de tareas y sin los recursos necesarios; tenemos miles de compañeros/as desocupados/as que no consiguen suplencias. Si el gobierno no tiene certezas de poder pagar los salarios el mes que viene, que tenga la certeza de que hasta acá llegamos: sin salario, no hay trabajo”.

El SUTE convocó a organizar asambleas vía online en las escuelas con los delegados y a armar un frente de lucha de gremios estatales, y llamaron a “establecer un plan de lucha que frene la sobre explotación (sobrecarga de tareas), permita que nuestros/as compañeros/as desocupados accedan a suplencias y proteja nuestro salario”.

Víctor Dagfal, de SITEA, anticipó este miércoles que los empleados de ATM preparan una huelga en sus casas y discontinuar con el sistema de trabajo hogareño que ha permitido seguir con la recaudación de impuestos.

Por otra parte, el gremio prepara una acción judicial ante el anticipo del recorte de sueldos que lanzó el Ejecutivo, que no pagaría el fondo estímulo que depende, precisamente, de la recaudación provincial, según estipula la ley.

Raquel Blas, referente de la CTA autónoma, aseguró que “las asambleas en los hospitales de Mendoza siguen y que SITEA “les ha explicado a los trabajadores que sus derechos son irrenunciables, que el derecho a peticionar sigue pese a la cuarentena, que se puede hacer retención de servicios y protestar”.

Denunció además que, después de los recortes en el Casino, el Gobierno avanzará contra los salarios del Instituto de Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen), “invitando” a sus trabajadores a donar un porcentaje de su sueldo.

“Suárez y sus funcionarios pusieron en evidencia que la donación voluntaria de una mísera parte de sus abultadas dietas escondía el recorte de salarios de los trabajadores del Estado de Mendoza”, remarcó Blas, y acompañó la denuncia con una copia de la “invitación” a rebajarse los sueldos:

A su turno, Roberto Macho (ATE), postuló: “Los trabajadores no vamos a pagar la fiesta de Cornejo, ni de sus amigos empresarios. El Ajuste lo pagan ustedes, con sus sueldos, trabajen cobrando como un trabajador contratado de la salud. Después vean si quedan ganas de hacer anuncios intimidatorios a los trabajadores, el pueblo no tiene que pagar una deuda que no corresponde, cobren las tasas a las multinacionales y mineras, los subsidios millonarios a los empresarios”.

 

Share