Causa emblemática

Este lunes dictarán sentencia en el juicio por los abusos en el Instituto Próvolo

Share

Bruno Corradi Soliman (en silla de ruedas), Armando Ramón Gómez Bravo (al medio) y Horacio Corbacho Blanck, trasladados para una audiencia en el juicio. Foto: Prensa Poder Judicial.

Después de 49 audiencias, el lunes 25 se conocerá la sentencia del juicio por los abusos a menores hipoacúsicos en el Instituto del Próvolo.

El Tribunal Penal Colegiado N° 2, integrado por Carlos Díaz, Aníbal Crivelli, y Mauricio Juan dictará sentencia un día antes de que se cumplan los tres años de prisión preventiva que pesan sobre los curas Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (61) y al jardinero Armando Gómez (51).

Próvolo, una historia de horror

Acusaciones

A Corbacho se lo juzga por 16 hechos: tres de abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante; siete de abuso sexual con acceso carnal; cuatro de abuso sexual simple; uno por abuso sexual gravemente ultrajante; y uno por corrupción de menores.

Corradi, en tanto, está acusado de seis hechos: dos casos deabuso sexual gravemente ultrajante; un buso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante; uno por abuso sexual con acceso carnal; y dos por corrupción de menores.

El jardinero del instituto, Armando Gómez, se le adjudican seis hechos: uno por abuso sexual simple; uno por abuso sexual gravemente ultrajante; dos por abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante; y dos por corrupción de menores.

Pedidos de penas

Los fiscales del caso, de la UFI de Violencia contra la Integridad Sexual, Alejandro Iturbide y Gustavo Stroppiana solicitaron al tribunal la pena de 45 años de prisión para los imputados Horacio Corbacho y Nicola Corradi y de 22 años y 6 meses para Armando Gómez.

En tanto la querella de Xumek pidió 50 años para Horacio Corbacho, 15 años para Nicola Corradi y 15 años para Armando Gómez. 

La querella representada por Oscar Barrera y Leandro Lanci pidió de 50 años de prisión para Horacio Corbacho, 50 años para Nicola Corradi y de 30 años para Armando Gomez.

Por su parte,  la defensora pública Alicia Arlotta pidió en primer lugar la nulidad de las acusaciones. En caso de no hacer lugar, la absolución de los acusados y en caso de que el tribunal decida condenar pidió el mínimo de la pena previsto para los delitos que se les acusa. Se baso en supuestas inconsistencias en las fechas de los hechos referidos y cuestionó la prueba presentada por el Ministerio Público Fiscal, a la que calificó de no superar el mínimo de duda como para arribar a una sentencia condenatoria.

 

Share