Fin del operativo despegue

Reencuentro de Macri, Cornejo y Suárez en la plaza del “Sí se Puede”

Share

Después de dos meses de distanciamiento en pos de despegarse de la debacleecónmica generada por Mauricio Macri, cuya gestión económica Alfredo Cornejo calificó de “pésima”, este sábado el presidente protagonizó en Mendoza junto al gobernador y la fórmula electa, Rodolfo Suárez y Mario Abed, una de las plazas del “Sí se puede”.

En el Parque O’ Higgins el gobierno de Mendoza montó un escenario al que se parapetó con Macri, Juliana Awada, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recitó las frases de autoimpulso diseñadas por el macrismo y entonó los cantitos difundidos en redes para que los cante la concurrencia.

Miles de mendocinos colmaron el parque con banderas argentinas. A ellos, primero les habló Suárez, luego Cornejo y por fin el presidente.

“Estoy acá compartiendo con ustedes esta locura -arrancó el presidente. Jamás bajamos los brazos. Decimos no a la impunidad”, vociferó a sus simpatizantes. Reiteró las promesas que ya hizo en las otras plazas del Sí se puede: “Ahora viene el crecimiento, ahora viene la mejora en el salario”.

La llegada de Macri se produjo poco después de que Cornejo intentara negar el operativo despegue que blanqueó su propio sucesor. Consultado una vez más sobre esa estrategia adoptada por el radicalismo, el mandatario respondió ofuscado: “Qué puta tienen que venir Macri o Alberto Fernández”. 

A los tres días Macri aterrizó en Mendoza, ya desactivado el operativo despegue y con la elección ganada, en el parque de la Capital mendocina.

El abrazo tras el urnazo

Suárez fundido en un abrazo con Macri en el escenario.

Con la sucesión asegurada, Suárez se abrazó en el escenario con Macri, le agradeció “por todo lo que has hecho”, mientras que Cornejo tomó la posta de la mística de aliento propio del movimiento cambiemita: “Se puede dar vuelta la elección Mauricio, porque en Mendoza se pudo”.

Cornejo pidió “un voto categórico” para Macri el 27 de octubre, mientras que Suárez pidió buscar los votos “del vecino, del amigo” para vencer a Alberto Fernández en las presidenciales.

Insistió en diferenciar “los vagos que no quieren trabajar” versus los “honestos”, y dijo que quienes estaban en el parque O’Higgins “representan esa Argentina que quiere trabajar, producir y esforzarse en paz”.

 

 

Share