Femicidio de Paula Toledo

Hubo incidentes a la salida de Tribunales tras la condena a Graín a 11 años de prisión

Share

Formación policial con escudos enfrenta a las pibas que cantaban su indignación por la condena a Marcos Graín. Foto: captura de pantalla.

Tras la sentencia que condenó a 11 años de prisión a Marcos Graín por la violación grupal y el femicidio de Paula Toledo -ocurrido hace 17 años en San Rafael- hubo incidentes a la salida de los Tribunales, en calle Emilio Civit de la ciudad cabecera.

Cientos de personas acompañaron a la familia de Paula, encabezada por su mamá, Nuri Ribota, en las afueras de los Tribunales, y al oírse la sentencia, considerada baja por la familia y organizaciones sociales que esperaban un mayor castigo, hubo algunos desmanes.

La indignación encontró su punto más alto al salir Graín escoltado por la policía del edificio de justicia. “Se sabía se sabía que a los violadores los cuida la policía”, cantaron cientos de chicas a los agentes, que formaron con sus escudos frente a las escalinatas para proteger, primero a Graín, y después a la sede judicial.

Alguno de los que se manifestaba lanzó una botella de plástico, otro  trozos de adoquines, pero el asunto no pasó a mayores, según reportó la prensa local.

El entorno de Paula tenía la expectativa de una condena máxima para Graín, acorde a el pedido de prisión perpetua de la querella, que lo consideraba coautor de la violación grupal y el femicidio. Sin embargo, el Tribunal se inclinó hacia la postura del fiscal, que argumentó en el sentido de Graín como entregador de Paula a sus verdugos. En ese sentido fue la condena como “partícipe necesario” para que se consumara el crimen.

Share