Juicio por La Tablada

Un militar se quebró y contó que Nisman falseó documentos sobre torturados y desaparecidos

Share

A pocas semanas de cumplirse 30 años del copamiento del cuartel militar La Tablada por parte del Movimiento Todos por la Patria (MTP), un militar que declaró en el juicio denunció que lo obligaron a mentir y falsear un documento, que llevaba la firma del fallecido fiscal Alberto Nisman.

El juicio comenzó el lunes pasado en los tribunales de San Martín. Se investigan las desapariciones ocurridas entre el 23 y 24 de enero de 1989, luego de que militantes del MTP tomaran el Regimiento de La Tablada. Este viernes, en la tercera audiencia, el militar César Ariel Quiroga, quien se desempeñaba conduciendo una ambulancia dentro del Cuartel, denunció que le hicieron firmar una declaración con hechos que él no vio, según una crónica del juicio realizada por La Izquierda Diario. 

Esa declaración testimonial falsa lleva la firma de Alberto Nisman, por entonces Secretario del juzgado de Morón. Quiroga declaró que Iván Ruiz y José Díaz fueron capturados con vida, torturados y desaparecidos. La versión oficial, armada por el gobierno de Raúl Alfonsín y el Ejército, sostiene que José Díaz e Iván Ruiz fueron capturados y subidos a la ambulancia que conducía Quiroga. Y que luego éste se los entregó en custodia del suboficial Raúl Ricardo Esquivel, quien también estaba en el regimiento, indica la citada crónica.

En el libro La Tablada. A vencer o morir, los autores Felipe Celesia y Pablo Waisberg cuentan que el magistrado le asignó a Nisman la investigación de los casos de Iván Ruiz y José Díaz, brutalmente torturados y vistos por última vez en un Falcon donde se los llevaron hombres de civil. Nisman y el juez apoyaron la versión oficial del Ejército de que habían muerto en combate.

La versión militar completa sostenía que Ruiz y Díaz se habían fugado y sugería incluso que eran los responsables del balazo en la cabeza que había recibido el santafesino Esquivel. Nisman dio por válida esa versión que habían evaluado en el juzgado, elaboró el escrito, lo firmó y se lo llevó a Larrambebere para que sumara su firma. En esa misma resolución dictaron la captura internacional de los dos guerrilleros, que estuvo vigente hasta 1997, incluso cuando en el registro final de sus vidas se los veía postrados y desarmados ante un militar con un fusil en la mano.

Nisman también investigó las torturas a las que fueron sometidos los trece militantes del MTP que sobrevivieron al asalto en la oficina de Logística, ubicada en los fondos del cuartel. Los guerrilleros denunciaron que fueron golpeados, quemados, vejados, y que se realizaron al menos dos ejecuciones sumarias: las de Berta Calvo y Pablo Ramos. También, que se llevaron con vida a Francisco Provenzano y Carlos Samojedny, aún desaparecidos.

En su evaluación de la denuncia, Nisman desestimó las acusaciones por carecer de “sustento fáctico suficiente” y fundamentó: Juan Carlos Abella fue revisado por médicos legistas cuatro veces, sin que se encontraran heridas; Miguel Faldutti, que denunció haber sido drogado, no tenía rastros de sustancias en la sangre; Dora Molina y Manuel Burgos no habían podido reconocer a sus agresores y Daniel Gabioud no tenía las lesiones que dijo tener.

“El testimoniante primero sostuvo que no pasó lo que querían hacerle firmar, luego se van y el auditor del Ejército lo presiona para volver y que firme lo que se convertiría en la versión oficial”, señaló la abogada Liliana Mazea, que integra la querella.

César Quiroga denunció que lo obligaron a firmar una declaración y que le dijeron: “Hay que hacerlo por la institución” y agregó “me dieron dos hojas dijeron que era un trámite que tenía que hacer por si en algún momento alguien reclamaba algo”, y mostró las copias que le entregaron en aquel momento, “para que recordara qué decía lo que me hicieron firmar por si alguna vez me volvía a citar para declarar”.

Esa copia de la declaración firmada por el exfiscal Alberto Nisman ahora son parte del expediente y serán sometidas a peritaje según anunció el presidente el TOF Nº4 de San Martín, Matías Alejandro Mancini.

El testimonio de un sobreviviente del MTP

El copamiento de La Tablada del MTP fue liderado por Enrique Gorriarán Merlo. El ataque se produjo durante la presidencia de Raúl Alfonsín de la Unión Cívica Radical y, según el MTP fue para detener un alzamiento carapintada contra el gobierno. Uno de los dirigentes del MTP, Roberto  participó este sábado de una entrevista en FM La Patriada, donde, además de confirmar que todos conocían que Nisman “encubrió torturas y asesinatos”, revisó conceptos fundamentales de ese hito de la historia argentina.

“Vivimos en 30 horas lo que muchos compañeros vivieron por años en los campos de concentración”, señaló Roberto Felicetti, quien cumplió cárcel por esa acción militar y salió en libertad en 2003 con un indulto de Duhalde que también benefició a Gorriarán.

 

“Sabíamos que Nisman encubrió las torturas y los asesinatos. Nosotros también fuimos blanco de un cerco mediático. Nos decían que poníamos rehenes adelante, y eran todas mentiras. Ahora se habla de cerco mediático pero nosotros eso ya lo vivimos”, indicó.

Sobre el rol de Alfonsín, señaló Felicetti: “Cumplió un cierto papel para que 13 de los sobrevivientes sobrevivieran efectivamente. Cuando pasó Alfonsín por delante los presos estábamos desnudos, tirados en el piso, encapuchados y pasó Alfonsín. Muchos me dicen ‘no había golpe’, pero Alfonsín se fue a los tres meses cuatro, era un gobierno débil y en caída. El gobierno ya había aflojado con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Pensábamos que si el pueblo veía una actitud rebelde y decidida iba a apoyar. La idea era abrir una vía revolucionaria y popular a la crisis”.

Evaluó que “una iniciativa de este tipo no se daría hoy. Hay un pueblo que ha madurado, este juicio es un resultado de eso, de las políticas de memoria, verdad y justicia. A nosotros (N. de la R: por el copamiento del MTP a La Tablada) nos explica lo que ocurrió todo lo que pasó en los sesenta y en los setenta, sino no se explicaría lo que intentamos hacer”.

Share