Batalla ambientalista

La APDH repudió los aprietes y el envío de Gendarmería a los jóvenes de Alvear que se oponen al fracking

Share

En ruta 143 y Calle 0 jóvenes alvearenses concretaron el miércoles pasado la primera huelga estudiantil contra el fracking. Foto: Jóvenes por el clima.

La APDH Mendoza y la APDH Alvear se solidarizaron con los jóvenes de Alvear que concretaron el miércoles pasado un faltazo para exigir en las rutas una ley que prohíba el fracking en Mendoza.

Tras el corte de ruta -al que enviaron Gendarmería y policía provincial para intentar desactivarlo- hubo maestras y directoras que denunciaron en las redes sociales aprietes de autoridaes de la DGE para que entregaran los nombres de los alumnos que habían participado.

La APDH repudió lo que considera “ilegítimas presiones y la represión estatal ejercida directamente contra personas que no solo ejercen su derecho constitucional a expresión, protesta y petición a las autoridades, sino que básicamente se comprometen con la lucha por un ambiente sano y contra los daños ambientales que causa el fracking”.

Mandaron la Gendarmería a los estudiantes que protestan contra el fracking en rutas de Alvear

Y agregó: “El gobierno es responsable del retroceso en materia de convivencia democrática, y requiere la unidad de sectores sociales para resistir tal embate autoritario, represivo e inconstitucional”.

Alvear es uno de los principales bastiones de resistencia ambientalista en defensa de la Ley 7722 -que prihíbel el uso de cianuro en la minería- y contra el uso del fracking. En rutas fincas y asambleas resisten la avanzada oficialista y el lobby minero que avanza con quinta a fondo para explotar la lengua de la formación Vaca Muerta que corresponde a Mendoza.

Este es el comunicado de la APDH sobre lo ocurrido en Alvear:

Desde hace más de tres años que vemos con asombro e indignación la escalada represiva en la que vienen incurriendo tanto el gobierno nacional como el provincial respecto de todo legítimo reclamo social, la instauración de un estado policial en la cual todos somos tratados como sospechosos de algún crimen, especialmente nuestros jóvenes.
Esto ha llegado a un límite lisa y llanamente intolerable con los hechos conocidos hoy por todos nosotros de citaciones judiciales a directores y rectores de colegios del medio, así como “aprietes” desde la Dirección General de Escuelas a las instituciones escolares en averiguación de la identidad de los alumnos que tuvieron ausencias en el día del corte de ruta que diversos jóvenes del medio realizaran para manifestarse a favor del cuidado del agua y del ambiente frente a la amenaza de contaminación por parte de actividades extractivas y de fracking que éste gobierno ha autorizado de forma irregular y que merecerían que la atención de la justicia pusiera la lupa allí para investigar la comisión de posibles delitos y no sobre jóvenes con ideales preocupados por la preservación del planeta que les estamos heredando en condiciones deplorables.
Jóvenes que por otro lado son nuestrxs hijxs, sobrinxs, nietxs que nos enorgullecen y que levantan banderas que toda la población de éste Departamento viene levantando desde hace más de una década. Ellos mamaron de nosotros sus mayores esta noble pasión por el cuidado del ambiente.
Por ello exhortamos a toda la dirigencia política, social, religiosa y económica del Departamento a mediar ante el gobierno provincial y ante la justicia para detener esta atrocidad, especialmente a aquellos que tuvieron protagonismo descollante en las luchas del pasado y que hoy ocupan cargos importantes en el Municipio, comenzando por el Sr Intendente y el Director de Gestión Ambiental que con su ejemplo inculcaron en la mente de éstos jóvenes, niños entonces, la importancia de la lucha por el cuidado del ambiente y la licitud de utilizar métodos de cortes de rutas, que debemos recordar algunos fueron bastante intransigentes y violentos, y que llegaron incluso a aislar a toda la ciudad con riesgo de desabastecimiento, a pesar de lo cual nunca fueron perseguidos, ni judicializados por gobiernos anteriores.
Sostenemos que corresponde a nosotros sus mayores encabezados por nuestras autoridades municipales terciar en ésta situación y detener ya esta locura fascista, que como siempre pretende disciplinar a los de abajo, mientras hace la vista gorda a los millonarios delitos ambientales de las corporaciones y a los incumplimientos en los deberes de los funcionarios.
Share