Las vaquitas son ajenas

La carne aumentará hasta un 40 por ciento por costos y la demanda de China

Share

Los frigoríficos están concentrados en la demanda china.

La carne va a faltar y sus precios aumentarán entre 25 y 40 por ciento en dos o tres meses. Las subas son impulsadas principalmente por la demanda de China. Estas variables son vistas como irreversibles en el mercado, en base a los datos de exportación y disponibilidad de hacienda.

Las exportaciones de carne vacuna sumaron 96.000 toneladas durante el mes de octubre y se marcó un nuevo récord al superar los registros de septiembre, informó el lunes el Rosgan Mercado Ganadero S.A., que reúne las operaciones de 11 grandes consignatarios de hacienda del país.

En el mercado local “subirían los precios de la hacienda, producto del faltante de oferta que se espera para el verano”, anticipó el Rosgan. Estimó subas de hasta el 40 por ciento en las carnicerías.

Desde la apertura de las exportaciones, la industria frigorífica concentró sus esfuerzos en la exportación. Las plantas habilitadas para enviar ganado a China pasarán de 23 a 35.

“Faltando sólo dos meses para finalizar el año, es posible proyectar un volumen de exportaciones anuales superior a las 800 mil toneladas”, aventuró el Rosgan.

“La Federación de Industrias Frigoríficas de la República Argentina (FIFRA) proyecta que durante el verano se produciría una actualización de precios que podría alcanzar hasta 40%. Asimismo, desde  la entidad aseguran que esta recomposición es necesaria para que el negocio sea viable”, advirtió el reporte del Rosgan.

El kilo vivo de hacienda ronda los $80 pesos en el mercado de Liniers. “Con un valor de hacienda en torno de los  80 pesos y un kilo de maíz en 8.500 pesos la ecuación no cierra. El precio debería estar en 100 pesos solo para empatar, pero la lógica indica que seguirá en alza, ya que debe generar rentabilidad”, esgrimió Daniel Urcía, vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra).

Las vaquitas son ajenas

Mauricio Macri y su ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere, pusieron a competir a los consumidores argentinos con los del resto del mundo por la carne argentina con la apertura de las exportaciones.

China compra 4 de cada 5 kilos de carne argentina de exportación, el 80 por ciento del volumen operado. El gigante asiático demanda carne de asado. Su incursión en la compra de hacienda nacional le quitó peso a la demanda local en la formación de los precios.

Los frigoríficos prevén colocar unas 700.000 toneladas por 4.000 millones de dólares debido al alza de la demanda china.

Según datos de la AAICI (Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional), en los primeros 7 meses del año, “ingresaron 1.533 millones de dólares por ventas de carne bovina y el país avanzó al 6° lugar del ranking de países exportadores”, detrás de Brasil, India, Australia, Estados Unidos y Nueva Zelanda. En ese lapso, señala el Indec, la demanda china aumentó 103 por ciento (casi 195.000 toneladas) y hoy representa el 73 por ciento de los envíos al exterior.

El negocio de la carne cambió sustancialmente a partir de 2016, tras la eliminación del sistema ROE (permisos para exportar) implementado en 2008 para controlar ventas internacionales agropecuarias (sobre todo maíz, trigo y carne vacuna) bajo el argumento de “proteger la mesa de los argentinos”.

En 2015, las exportaciones de carne tocaron piso y totalizaron 987 millones de dólares. Año tras año, la tendencia fue en alza y en 2018, un total de 77 frigoríficos despacharon 475.000 toneladas por un valor de 2.189 millones de dólares.

Share