Fábricas recuperadas

La historia de Canale: una lucha de trabajadores metalúrgicos

Share

Por Mario Hernandez
Para Rebelión

El sábado 9 de marzo, con un acto realizado en la puerta de CANALE Lavallol, los trabajadores después de 130 días de acampedieron por terminada una etapa. Ahora sigue la recuperación de la fábrica. Son metalúrgicos, algunos con más de 30 años de servicio a un grupo empresario que fundió esa unidad productiva que tiene 80 años de historia.Lo que falta es que la justicia dictamine la quiebra y puedan hacerse cargo de la empresa. Ya tienen constituida la cooperativa con matrícula del INAES: COTRAMEL – Cooperativa de Trabajo Metalúrgica de Lavallol.

Cerró el acto Nicolás Macchi, delegado y actual presidente de COTRAMEL: “130 días de una lucha estoica de los trabajadores metalúrgicos de CANALE Lavallol, mis compañeros. El trabajo dignifica y acá vamos a seguir trabajando, de acá no nos mueve nadie”.

Explicó cómo el presidente de CANALE, Camilo Carballo, también vicepresidente de la COPAL, fue vaciando las fábricas que tiene el grupo en Argentina. La planta de Llavallol es parte de un grupo repartidas en todo el país como en Mendoza y Catamarca, que fueron cerrando o disminuyendo sus operaciones desde hace cinco años aproximadamente. Los trabajadores de Canale Llavallol se fueron organizando para enfrentar una crisis empresaria que se profundizaba más y más con atrasos en el pago de los salarios, la no aplicación de aumentos paritarios y el deterioro generalizado de las condiciones de trabajo.

Crisis en la industria conservera: Quebró Alco-Canale y La Campagnola desvinculó a 750 empleados

Siempre con el objetivo de aplicar la flexibilización laboral, la patronal fue despidiendo y suspendiendo obreros sin cumplir con la legislación. Macchi denunció al sindicato: “los que tenían que defendernos no hacían nada” . Se refería a la UOM Avellaneda, la seccional más grande del país, que atravesó por otros conflictos como SIAM y STOCKL, que terminaron en derrotas. El recorrido histórico de la lucha de CANALE, en palabras de Nicolás, dejó en claro que aprendieron de esas peleas, como también de los gráficos de AGR (Artes Gráficas Rioplatense del Grupo Clarín), y que la clave estuvo en la construcción de base: “Lo fundamental fue el trabajo por asamblea” .

La cordobesa Dulcor inicia su gestión en Alco Canale de Mendoza sólo con los empleados efectivos

Ahora están a la espera de la decisión del juzgado comercial de Catamarca. Hasta allí fueron los trabajadores para hablar con el síndico y los jueces y lograron obtener la custodia de las máquinas y el predio. Están a un paso de recuperar la empresa. “A partir del lunes 11 (de marzo) volvemos a ingresar a la fábrica para empezar un plan integral de mantenimiento a la espera de la resolución del juzgado y a volver a trabajar como Dios manda”, afirmó Macchi.

Y dejó un mensaje hacia delante: “ Ojalá nuestra lucha sirva de referencia, sea un faro para muchos trabajadores y trabajadoras, que sepan que acá hay un lugar, un grupo de compañeros honestos y luchadores que los van a recibir con los brazos abiertos, sin importar de qué palo sean”.

Finalmente cabe destacar la Comisión de Mujeres de CANALE que fueron un eje de la pelea como ocurre en cada recuperación de empresa o lucha obrera contra los despidos.

De Sport Tech a la Cooperativa Textil “8 de enero”

El 8 de enero es el día en que comenzó el conflicto y la ocupación pacífica de la fábrica Sport Tech en contra del cierre y por el pago de los salarios adeudados a 120 trabajadores y trabajadoras organizadas en el Sindicato Único de Costureros y Empleados del Vestido (SUCEV).

Casi un mes de ocupación pacífica, numerosas audiencias en la Secretaría de Trabajo de San Martín y una fuerte presión ejercida a través de la movilización popular, hicieron que la asamblea de trabajadores y trabajadoras de Sport Tech pudiera definir la conformación de la Cooperativa Textil 8 de Enero.

Mientras las marcas Adidas, Puma y Nike se hicieron eco de la demanda popular y efectuaron depósitos para saldar la deuda con los trabajadores y trabajadoras, la Justicia determinó la quiebra de la empresa, favoreciendo a una patronal que adeuda dos meses de salarios, bono de fin de año y aguinaldo.

Finalmente, los trabajadores consiguieron que se les pague parte de la deuda y, en asamblea, resolvieron la conformación de una cooperativa textil: “Esto es gracias a la organización que logramos en el SUCEV y con la CTA Autónoma. La burocracia sindical nos mandaba a nuestras casas, y nosotros decidimos tomar la fábrica, e ir a las audiencias junto con la CTA Autónoma”, explicaron los trabajadores.

La cooperativa Madygraf, reprimida en el Congreso

“Nuestro compañero Roberto Torres estaba con su celular haciendo una especie de Madygraf en vivo, mientras entregaba cuadernos a los conductores. Pasó un pibe en bicicleta, vio cómo agarraron del cuello al fotógrafo de PáginaI12, que ya lo tenían fichado, intentó ayudarlo y se lo llevaron en cana junto a Torres y a Bernardino Avila”.

Martín Dirroco se queja de que la mañana del 20 de febrero los medios acudieron a cubrir un “corte con conflicto”, aunque en definitiva el violento operativo montado por la Policía de la Ciudad dio mayor visibilidad a su reclamo. En la enorme planta impresora ubicada sobre la autopista Panamericana, en Garín, sus trabajadores y trabajadoras quieren imprimir para el Estado millones de manuales escolares a bajo costo y el gobierno no los deja. Por eso protestaron en Congreso con su tradicional “cuadernazo”, entrega gratuita de cuadernos, y fueron golpeados y gaseados junto a los reporteros de Página12 y de revista Cítrica, los cronistas de La Izquierda Diario, y quienes habían acudido a solidarizarse.

La policía de Larreta detuvo a cooperativistas, periodistas y fotógrafos en una protesta

Tras una quiebra fraudulenta, la multinacional norteamericana abandonó la fábrica y dejó las máquinas que en 2017 fueron expropiadas por ley provincial. En el predio de 20.000 metros cuadrados trabajan sin supervisores que metan presión, pero sólo en un 20 % de su capacidad total.

Martín Dirroco tiene 32 años y entró a la ex Donnelley cuando tenía 20. “Había una cierta organización que se había sacado de encima a la burocracia. Al principio pedíamos paritarias o ropa nueva hasta que avanzamos en nuestra conciencia y empezamos a pelear por los tercerizados, que hacían el mismo trabajo por menos sueldo. Fui uno de los despedidos en 2011 pero peleamos y logramos volver”, recuerda. “La empresa dejó caer las máquinas, tercerizaba la producción pero pedía al gobierno un (procedimiento) preventivo de crisis. Entonces fuimos al ministerio de Trabajo a decir que realmente no necesitaban el (subsidio) RePro, que era todo una maniobra. Y se lo sacaron”, agrega. “Lo siguiente fue salvar a los ‘rotos’ (obreros con enfermedades derivadas de tareas insanas) de la gerencia que pretendía ‘bajar la nómina’. Nos metían miedo con que ‘vienen los dueños yanquis’, pero pusimos carteles en inglés, con fotos de nuestras familias, porque acá no había nóminas sino trabajadores con familias detrás”.

Tras la represión del miércoles 20 en Congreso, el ministerio de Educación emitió un comunicado donde explicó que la oferta de Madygraf en la licitación para imprimir 3 millones de manuales fue rechazada porque era “técnicamente inadmisible”. Dirroco le responde: “El ministro Finocchiaro miente. El sobre se entregó en mesa de entradas el 5 de diciembre, luego de una semana desde la parte técnica informan que estaba abierto y con faltante de muestras, y en Contratación dicen que hay irregularidades internas y falta de transparencia, es decir, lo dicen ellos mismos, y por eso tiran atrás toda la licitación. La responsabilidad final termina siendo de la cartera ministerial”, explica.

Laura Noboa, otra trabajadora, completa: “Eramos los mejores oferentes, y anular todo significa que conozcan tus precios. Los requisitos cambiaron, ya no te dan el 20 % del presupuesto para la primera tanda, hay que poner 25 millones de pesos en papel y tinta. Si de los 8 oferentes que nos presentamos, 6 no cumplimos con los requerimientos técnicos, ¿por qué no le otorgaron la licitación a los otros dos en lugar de anularla? El gremio gráfico se achica, entonces acuerdan para que privados se queden el poco laburo que hay. Como empresa recuperada exigimos ser proveedor privilegiado del Estado. Es una licitación pública del ministerio de Educación para un bien como un libro, ¿qué más pueden querer con esta crisis que hacerlos a bajo costo, conservando los puestos de trabajo, llegando a todos los lugares del país con un material didáctico de calidad? Es una decisión política, presentamos un recurso jerárquico ante el ministro porque es una falta de respeto a las 150 familias que trabajamos acá”.

Diarios cooperativos piden que vuelvan los PTA

Dirigentes de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) se reunieron con el secretario de Empleo de la Nación, Fernando Premoli, a quien solicitaron la continuidad del PTA y la restitución de sus líneas de asistencia 1 y 2.

A mediados del año pasado, el gobierno nacional canceló el Programa de Trabajo Autogestionado (PTA), destinado a complementar ingresos de asociadas y asociados a empresas recuperadas y cooperativas de trabajo y para adquirir máquinas y herramientas, ya que por su condición de cooperativas suelen tener problemas para acceder a créditos tradicionales. Esa decisión significó un golpe muy duro para muchas cooperativas y recuperadas.

Además, desde la Federación de medios cooperativos se dialogó con el funcionario nacional sobre la posibilidad de constituir un fideicomiso para facilitar la compra de papel para diarios. El aumento del precio del papel prensa duplicó a la inflación el último año.

“El secretario de Empleo transmitió a los compañeros su agradecimiento por el contacto, que le permitió conocer de primera mano al sector que representamos. Ojalá tengamos respuestas positivas, porque nuestras cooperativas las necesitan para sostenerse en un contexto económico adverso en general, agravado particularmente para nosotros por el brutal aumento del papel para diarios”, informó Julio Delgado, presidente de Fadiccra, respecto de los resultados del encuentro con Premoli.

“El PTA es un aliado muy valioso de nuestras cooperativas, en las que no dependemos del Estado pero sí necesitamos su presencia y su respaldo para poder desarrollarnos y competir en un mercado cada vez más exigente, sin perder nuestros valores solidarios y nuestra concepción de la comunicación como un servicio y un derecho de la ciudadanía”, agregó Delgado, titular de la cooperativa Copegraf de La Rioja.

El periodismo recuperado

Diez diarios de todo el país cerrados por empresarios y reabiertos por sus trabajadores se reunieron a compartir estrategias y pensar el futuro.

El Encuentro Nacional de Diarios Recuperados, que tuvo lugar el 26 y 27 de noviembre en la sede que la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) tiene en el Centro Cultural Borges, fue una iniciativa de Tiempo Argentino que contó con el apoyo de la Fundación Friederich Ebert y surgió como una necesidad del sector ante la creciente amenaza que se cierne sobre los medios autogestionados por las políticas públicas que favorecen la concentración.

Además de los porteños Tiempo, La Vaca   y Cítrica (integrada por los ex trabajadores de Crítica); viajaron desde La Rioja, El Independiente; desde Córdoba La Nueva Mañana y Comercio y Justicia de la capital provincial, mientras que El Diario del Centro del País llegó desde Villa María; de Santa Fe El Ciudadano de Rosario y El Correo de Firmat; de La Plata Pulso Noticiasque es el sitio de los ex trabajadores del diario Hoy; y de Chaco El Diario de la Región; además del uruguayo La Diaria.

El encuentro tuvo como telón de fondo el contexto de nuevos consumos informativos, la coyuntura recesiva que se vive en el país y, en el área específica de los medios gráficos cooperativos, el aumento de un 110% en el precio del papel para diarios que aplicó en el último año el Grupo Clarín, que controla la única planta activa (Papel Prensa SA) de ese insumo indispensable. A lo que se sumó la amenaza de un proyecto presentado por el diputado Diego Bossio que fue tratado en las sesiones extraordinarias de diciembre y que tiene como fin desarmar la ley que garantiza el acceso igualitario al papel de diario.

La reunión también sirvió para conocerse más profundamente entre medios con una génesis común pero con distintos recorridos en el sector de la economía social, con composiciones diversas en sus organizaciones y diferentes estrategias comunicacionales.

Sobre el cierre del encuentro María Alejandra Pavicich, responsable de Desarrollo Institucional de Memoria Abierta, dio pistas sobre cómo pasar de las necesidades a los resultados a partir de la elaboración de proyectos que puedan ser financiados y ayudó a sintetizar las conclusiones del Encuentro que apuntaron a continuar el trabajo mediante el armado de una red que permita compartir contenidos, amplificar las publicaciones y al mismo tiempo sume masa crítica para generar incidencia en las políticas públicas.

Más noticias recuperadas

Los trabajadores de la Cooperativa Gráfica El Registro (ex Pellerano) fueron desalojados el viernes 29 de marzo por oficiales de fuerzas de seguridad a partir de una orden judicial que dictamina la  “restitución del inmueble a sus propietarios”.

La cooperativa de trabajo se había formado en noviembre de 2017, luego de que la empresa presentara la quiebra. Trabaja hace más de un año a partir de un fallo a favor del juzgado comercial Nº 2 a cargo del juez Hernán Segnaris, que les dio la continuidad laboral a los trabajadores.

La Cooperativa exigió que si ellos no van a poder ingresar que tampoco lo hagan los ex dueños, por el peligro de robo o roturas de máquinas. Se acordó que haya una custodia policial hasta el lunes 1º de abril para garantizar que nadie entre al taller.

Con un gran apoyo sindical y de organizaciones locales los gráficos de la Ex Pellerano encararon un fin de semana de acampe frente al taller.

Los trabajadores del Diario El Patagónico de Comodoro Rivadavia (Chubut) realizaron un “desayunazo” el viernes 29.Después del intento de vaciamiento del medio de comunicación hace un año y tres meses, un grupo de 50 trabajadores sostiene las fuentes de trabajo y la circulación del diario en la calle como así también en el ámbito virtual a través de El Patagónico web. Esperan una resolución al conflicto que los mantiene sin poder regularizar el pago de salarios y cargas sociales.

Cumplidos los plazos legales y con las presentaciones correspondientes realizadas a la justicia por parte de la cooperativa, el 1º de abril lxs trabajadorxs de Roux Ocefa se movilizaron nuevamente al juzgado 16 exigiendo la continuidad laboral. Ahora queda esperar que el juez vuelva a recibir el expediente para decidir si aprueba o no la continuidad.

Hace casi 3 años que lxs trabajadorxs del laboratorio están en conflicto y llevan ya 6 meses ocupando la planta para impedir que completen el vaciamiento iniciado por los dueños originales. Después de haber lidiado con diferentes patronales que sólo perseguían intereses individuales, consiguieron apropiarse de la fábrica y acondicionarla. Si bien los papeles están en regla y los requisitos cumplidos, todavía les faltan las habilitaciones de la ANMAT para empezar a producir.

Sindicatos, organismos de Derechos Humanos, organizaciones sociales, estudiantiles y de artistas, manifestaron su disposición a desarrollar una solidaridad activa en defensa de los puestos de trabajo y contra un eventual desalojo de Cerámica Neuquén.

Entre las primeras resoluciones se acordó desarrollar una gran campaña contra el remate de Cerámica Neuquén y en defensa de las gestiones obreras ceramistas, debido a la grave crisis que atraviesan. Esto fue anunciado en una conferencia de prensa el viernes 29 de marzo en los portones de la fábrica, durante la cual los obreros estuvieron acompañados por sus familias y distintas organizaciones.

El domingo se realizó una actividad de difusión en el trueque del oeste de la ciudad, mientras que el lunes hubo una volanteada con los mismos fines, en el parque industrial.

También se resolvió una movilización para el miércoles 3 de abril a las 10:00 en el monumento a San Martín, desde donde se marchó hacia la Casa de gobierno para exigir la continuidad de los puestos de trabajo y por la situación de las fábricas ceramistas.

La Cooperativa de Trabajo Talleres Junín (Cottaj) dejó de producir el lunes 25 de marzo por dificultades económicas y de acceso a licitaciones acordes al esquema de la empresa.

El cierre por tiempo indeterminado se definió con el objetivo de “ahorrar energía” ya que “el costo es muy grande” e injustificado mientras no haya demanda.

“Hace 25 años que tenemos estos problemas en las cooperativas, pero los últimos años nos mató el aumento de las tarifas. Hoy por hoy, nosotros estamos trabajando para Belgrano Cargas Logística. Su forma de trabajar no es buena para las cooperativas. Hace falta un capital financiero para arrancar que es complicadísimo”, explicó Pedro Rodríguez.

Contó también la dificultad que implica tanto las tasas de interés de referencia alta como la sustentabilidad. “A la cooperativa nadie le va a dar un crédito por 100.000 dólares, como necesitaríamos para esas licitaciones. Queremos licitaciones más chicas. El último trabajo lo realizamos a fines de diciembre, y en una cooperativa, cuando no facturás, sos boleta”, concluyó.

Bauen

Los trabajadores del hotel Bauen, ícono del movimiento de empresas recuperadas, sufrió un revés judicial importante apenas unos días antes de que empezara la feria judicial el 26 de diciembre del año pasado, cuando la Corte Suprema de Justicia rechazara un recurso extraordinario presentado por los trabajadores de la cooperativa. “Lo que pensamos hacer en el plano jurídico”, comenta Ataliva Dinani, abogado del Bauen, “es elaborar una denuncia contra la sentencia de la Corte en el marco de tribunales internacionales. Actualmente nos encontramos abocados a estudiar si vamos a hacer una presentación en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, o bien en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y por su intermedio ante la ONU”.

Los asociados buscarán así la tutela efectiva del derecho al trabajo, “conculcado y violado no solo por el ex empleador, sino también avalado judicialmente por el fallo, que no quiere decir que sea legítimo, por más que tenga la forma legal”.

La cooperativa se formó en marzo de 2003, el mismo mes en el que fueron recuperadas las instalaciones por un pequeño grupo de entre 20 y 30 fundadores. Llegó a tener 130 trabajadores, en este momento son 90.

Fuentes: Radio Gráfica, Anred, Secretaría de Comunicación de la CTA-A Provincia de Buenos Aires, Página12, Tiempo Argentino, Resumen Latinoamericano y La Izquierda Diario.

Share