En Luna Park

Largas filas bajo el sol, demoras y nulo distanciamiento en la vacunación organizada por Larreta en CABA

Share
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Con largas filas bajo el sol, sin distanciamiento social, demoras y con adultos mayores que debieron esperar parados por más de una hora, comenzó a las 8 la vacunación contra el coronavirus en el Estadio Luna Park, uno de los centros de vacunación elegidos por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos de la campaña para adultos mayores de 80 años y residentes de geriátricos.

Desde este martes, el emblemático edificio, ubicado en la manzana delimitada por las calles Bouchard, Lavalle y las avenidas Eduardo Madero y Corrientes, en el barrio porteño de San Nicolás se convirtió en vacunatorio y se espera aplicar 2.100 dosis diarias de la vacuna Sputnik V a los adultos mayores de 80 años.

En tanto, durante el comienzo de la primera jornada de vacunación, en las afueras del estadio, la organización administrativa y sanitaria se vio desbordada con filas de más de una cuadra, gente amontonada, entre ellos adultos mayores esperando parados sin sillas en las cuales poder descansar.

“Estamos esperando hace 45 minutos. Yo puedo aguantar pero ahora mucha gente que no, ni sillas pusieron. Con todas las butacas que hay en el Luna Park, no puede ser”, se quejó una señora.

“Estamos desde las 11.20 con el turno para las 12. Nadie nos ofreció nada para esperar”, agregó otra mujer que fue a vacunarse.

Un señor comentó que “es un desorden increíble esto, es una mala organización, pero bueno no podemos pedir otra cosa”.

“Yo traje dos tías y a mi mamá. A mi mamá no la vacunaron porque tuvo un edema de glotis, está desilusionada. Estamos tratando de calmarla para que en algún momento se pueda vacunar, la vacuna es nueva entonces posiblemente si hay casos como el de ella no la van a vacunar. Ya le pidieron los datos y la van a llamar”, contó una mujer que llevó a sus familiares al centro de vacunación.

Un taxista que dejó en el lugar a una mujer de 80 años aseguró que “es un desastre, es una vergüenza lo que pasa con los abuelos, hacerlos esperar así. Es un insensible Larreta y todo su equipo al hacer esto. Esto es política, nada más. Espero que a mis 80 no me agarre así”.

Imágenes de largas colas y falta de distanciamiento social también pudieron verse en las instalaciones del Club San Lorenzo, ubicado en Avenida La Plata 1770, las cuales fueron difundidas por distintos usuarios de Twitter.

A la tarde, cerca de las 15.30, María esperaba el turno para que vacunen a su padre, mientras un orientador identificado con chaleco verde le acercaba sillas a los mayores, que se sentaban a menos de un metro de distancia con sus acompañantes parados.

“Hay un retraso de una hora, más o menos. Y van llamando por horario. Yo tenía el ingreso por puerta 2, pero no está funcionando el ingreso diferenciado”, contó la joven.

Share