Los dueños de los taxis resistirán con apoyo nacional la aplicación de la ley que los obliga a instalar blindex y cámaras

Share

APROTAM recurrió a la Federación Nacional de Propietarios de Taxis para sumar apoyos a su plan para voltear la norma. “Tendremos que tomar algunas medidas”, anunciaron.

Share
El Gobierno presentó el modelo de mampara de seguridad para taxis. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza
El Gobierno presentó el modelo de mampara de seguridad para taxis. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

 

La Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza (APROTAM) nacionalizó el conflicto con el gobierno de Francisco Pérez generado en la Ley que obliga a instalar mamparas antibalas y cámaras de seguridad en los autos de alquiler en un lapso de seis meses. Lejos de aceptar un modelo de mampara promocionado por el Gobierno para los Chevrolet Corsa, los dueños de los taxis se preparan para resistir la aplicación de la ley con apoyo externo.

“Nosotros como Cámara vamos a tomar todos los recaudos necesarios porque con esta modificación no se le brinda seguridad ni a los choferes ni a los usuarios. Además ya está en conocimiento la Federación Nacional y esto ha tomado conocimiento en todo el país. En unos días seguramente tendremos que tomar algunas medidas”, advirtió el presidente APROTAM, Fernando Sáenz, citado por el diario El Sol.

La resistencia de los propietarios de taxis tiene como primera opción de protesta directa el corte de calles con los vehículos, pero también están en vías de concreción 0tras medidas, entre las que se cuenta la vía judicial. La postura en contra de la ley de los propietarios mendocinos tiene dos efectos en la actividad a nivel nacional: la solidaridad de los pares, en primer lugar, y el temor de los foráneos a que el modelo instaurado en Mendoza bajo la presión generada por un asesinato se extienda al país.

El Gobierno presentó este lunes un modelo de mampara colocado en un Corsa. No convenció a los dueños, que se oponen a cualquier iniciativa en ese sentido, ni a los choferes, quienes impulsaron la sanción de una norma que obligue a los propietarios a poner elementos de seguridad en los autos. La ley prevé que el dueño que no cumpla perderá la licencia y la mis se licitará entre los choferes registrados del sistema.

“Hay una intranquilidad total en los propietarios”, acusó Sáenz.

Desde el Gobierno, se redactó el proyecto y se impulsó la sanción de la ley en cuestión en tiempo récord, como consecuencia de los efectos del asesinato del taxista José Moreira, de 48 años, en el Barrio Aeronáutico, de Las Heras, cerca de la medianoche del 31 de octubre.

La redacción del proyecto y el tratamiento legislativo tuvieron lugar mientras en las calles se generaban concentraciones de taxis por iniciativa de los choferes o los dueños en función de sus intereses. El gobernador mandó a redactar el proyecto de ley después de reunirse con un grupo de conductores inmediatamente después del homicidio de Moreira.

 

Share