Golpe al salario

Los petroleros de Vaca Muerta pactaron con YPF saltearse la paritaria 2020

Share

La cúpula del Sindicato Petrolero de Neuquén negoció con YPF con la participación del gobierno nacional y el neuquino en las reuniones.

YPF saldó el conflicto salarial con los petroleros de Vaca Muerta. El acuerdo firmado por el Sindicato del Petróleo y el Gas Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa implica un fuerte golpe al bolsillo de los trabajadores.

Las negociaciones se cerraron con el Acuerdo de Sustentabilidad y Empleo, que implica la eliminación de la paritaria 2020 ya que salda una deuda del 2019 y fija la ruta hasta el año que viene sin otra recomposición que un bono por única vez de 60 mil pesos partido en dos cuotas, en noviembre y febrero del año que viene.

El pacto del sindicato con la petrolera controlada por el Estado estableció el pago de un aumento del 16,2 por ciento, que la empresa debía de la paritario 2019. Se saldará con un plan retroactivo a septiembre que recién se hará remunerativo a partir de marzo del año que viene.

En limpio: los petroleros cobrarán un aumento de 16,2 por ciento sobre los salarios que percibían en marzo de 2019, que será retroactivo a septiembre y no remunerativo hasta marzo del 2021. Además, percibirán un pago extra de 30 mil pesos en noviembre y otro igual en febrero.

El acuerdo se circunscribe a los trabajadores de YPF. Las cámaras que representan al conjunto patronal de los hidrocarburos han planteado reparos a los términos de la negociación de la petrolera estatal en el marco de una conciliación obligatoria que está abierta. Los petroleros cobran los salarios más altos del país, pero desde 2019 soportan una paliza al poder adquisitivo.

El poder adquisitivo del salario petrolero sufrió una paliza desde la última paritaria

La actividad es una de las golpeadas por la pandemia. La crisis petrolera tiene alcance mundial. Por primera vez en la historia los precios del crudo transitaron una franja negativa. En Argentina, la crisis se había iniciado en agosto del año pasado por el efecto directo de la política que definió Mauricio Macri para el sector.

El gobierno de Alberto Fernández espera que la negociación en solitario de YPF marque la pauta de un acuerdo general para la industria. Al frente del plan que acaba de cerrarse estuvo el mendocino Sergio Affronti, el CEO que designó Fernández en YPF con la idea de que jugara un rol preponderante como ariete entre las políticas para el sector y la actividad empresarial.

La visión sindical

“La situación es muy difícil por el avance de la Pandemia y buscamos caminos para que no se produzcan despidos. El Gobierno nacional amplió por un lapso de dos meses más la prohibición de despedir, pero nosotros nos quisimos asegurar que los compañeros trabajadores y trabajadoras estén cubiertos y sin incertidumbre laboral”, justificó el secretario general del sindicato, Guillermo Pereyra, después de rubricar el acuerdo.

“La ratificación del Acuerdo de Sustentabilidad y Empleo implica la creación de las condiciones para que la actividad pueda despegar en los próximos meses, con la intención de que todos los compañeros petroleros vuelvan a sus puestos de trabajo”, dijo el gremialista en un audio que les envió a los afiliados después de firmar el acuerdo.

La comisión directiva de Petroleros se amparó en la crisis del sector para  avanzar en un acuerdo perjudicial para el salario.

A cambio de su aceptación de saltearse la paritaria 2020, el gremio  obtuvo la continuidad del plan que permite a los trabajadores parados temporalmente cobrar una parte del sueldo. La porción es del 60 por ciento del sueldo de febrero de este año, aunque al ser no remunerativo el pago en la práctica cae por debajo de la mitad. Esta operatoria se había acordado al inicio de la cuarentena bajo el paraguas del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

“Con respecto al artículo 223 bis, que es uno de los puntos que más preocupaba a nuestra Comisión Directiva. Actualmente hay empresas que están con un 70% de sus empleados en la casa, y con peligro de despidos inminentes. En este marco logramos que nuestros compañeros y compañeras cobren el 60% de lo que percibieron neto en el mes de febrero pasado, con un piso de 50 mil pesos”, declaró Pereyra.

“Además, recibimos el compromiso de YPF de subir tres equipos de perforación, sumado a equipos de otras tareas que permitirán reactivar la cuenca y sortear la difícil situación que estamos atravesando”, remató.

Los petroleros aceptan recortes de salario y precarización en nombre de la reactivación

Share