Preacuerdo con YPF

Los petroleros aceptan recortes de salario y precarización en nombre de la reactivación

Share

La cúpula del Sindicato de Petroleros que encabeza Guillermo Pereyra.

Los trabajadores petroleros volverán a ceder ingresos salariales en el nombre de la reactivación de Vaca Muerta. Como ocurrió en 2017, las negociaciones entre los representantes sindicales y patronales del sector versan sobre el recorte de haberes de los trabajadores.

El Sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa llegó a un preacuerdo que implica la cesión de ingresos de los trabajadores a las compañías productoras. Por ahora, las negociaciones se dieron entre el gremio y la estatal YPF. El jueves (3/9/2020) se sentarán a la mesa las cámaras que representan al resto de las grandes compañías de la industria petrolera.

El objetivo del acuerdo que confiesan las partes es la reactivación de la actividad. Está semiparalizada desde agosto del año pasado, cuando Mauricio Macri cambió las condiciones de los negocios petroleros después de perder las PASO.

El poder adquisitivo del salario en Vaca Muerta perdió 14% en los tres primeros años de Macri

Uno de los puntos del preacuerdo que está en danza implica un recorte salarial para los trabajadores. Consiste en quitarle el carácter remunerativo a una serie de adicionales que componen el salario petrolero. Incluye los adicionales denominados Paz Social, Torre, Disponibilidad, Yacimiento, Choferes de Transporte y Torre Servicios Especiales. Todos son hasta ahora remunerativos. Si dejan de serlo los trabajadores recibirán menos ingresos de bolsillo.

En enero de 2017 el gremio de los petroleros de Vaca Muerta ya había aceptado un convenio que implicó recortes salariales y precarización laboral en el nombre de la reactivación. Fue durante la gestión de Juan José Aranguren en el Ministerio de Energía. El acuerdo se denominó Adenda al Convenio Colectivo de Trabajo.

Ocho petroleros murieron en la cuenca neuquina desde la flexibilización laboral para Vaca Muerta

Esta vez, el acuerdo tiene carácter supletorio del CCT e incluye una cláusula por la cual las partes se comprometen a modificar la normativa marco que rige las relaciones laborales entre las petroleras y sus empleados.

En principio, el acuerdo tendría una vigencia temporal de seis meses, pero con una prórroga por el mismo plazo en el caso de que persistan las condiciones actuales. El líder sindical Guillermo Pereyra advirtió que hay 40 equipos parados en Neuquén. YPF se comprometió a reactivar 29 de esos si los trabajadores aceptan una nueva precarización laboral.

El sindicato dio el visto bueno al acuerdo en cuestión, aunque supeditó la aplicación del acuerdo a que lo firmen las cámaras empresarias, no sólo YPF.

Share