Los medios y el gobierno que viene

“No podemos seguir peleando con fósforos contra un dispositivo de maquinarias infernales de desinformación”

Share

“En el momento en que el capitalismo pasa de la fase de la explotación a la fase de la exclusión comienza un proceso de aceleramiento de la concentración y de eso participan los medios. Y en el momento en que pasan a la fase de la concentración dejan de actuar como vehículos de información y empiezan a actuar como vehículos de acción psicológica muy parecidos a los servicios de inteligencia”.

De esta manera sintetizó la periodista Sandra Russo el panorama actual mundial de los medios de comunicación y los desafíos del gobierno que se viene ante la concentración mediática como poder de fuego contra los gobiernos populares elegidos por el voto.

“Los medios han actuado y van a seguir actuando como golpistas. El periodismo nos sintetiza a los periodistas pero no a los dueños de los medios”, señaló Russo entrevistada en radio AM550. “Los medios convencionales ya fueron, nadie les cree, y ni siquiera es un fenómeno latinoamericano”.

Russo subrayó la necesidad de oponer a los medios de comunicación concentrados en manos de monopolios medios que amplifiquen las voces del campo popular de manera profesional. “Va a ser necesaria la defensa desde los medios de comunicación. El periodismo de guerra no lo van a abandonar. Tiene que haber una constelación de medios y programas. La derecha trabaja con contenidos que dialogan entre si. Hay que buscar una lógica parecida para que las noticias que damos no se pierdan en la nada de un facebook. Hay que ir a lo digital, generar medios nuevos potentes y no competitivos entre sí. Es un trabajo político que hay que hacer, pero de manera profesionales”.

“No podemos seguir peleando con fósforos contra un dispositivo que son maquinarias infernales de desinformación”, resumió la periodista, quien durante años fue parte del programa 6,7,8, pertenencia que pagó “con el silencio de los propios”, además de la censura y la falta de ofertas de trabajo. “Cuando hay una lista negra no te pueden contratar. Defendimos al gobierno de Cristina y lo volveríamos a hacer porque Cristina era un dique contra lo que nos pasó estos cuatro años. Yo reivindico ese programa. Lo que nos importaba era el campo nacional y popular”, sostuvo.

Desmontando el lenguaje

Una de las premisas o desafíos que planteó la periodista es no multiplicar frases hechas cristalizadas por la repetición de los medios hegemónicos.

“Espero que dejemos de seguir la agenda. Entramos como por un tubo en marcas de la derecha y no nos desmarcamos. Por ejemplo, en estos tiempos decir que Alberto Fernández volvió al kirchnerismo. Y no, es otra cosa, es otra mixtura. Lo primero que no hay que perder de vista es la unidad. La joya que tenemos es haber encontrado una salida electoral pacífica gracias a una amplia mayoría para la cual Cristina, en quien nunca dejamos de confiar, cedió, dialogó y repartió las cartas”.

Otro ejemplo al respecto que brindó fue llamarle “el campo” a 547 terratenientes y “el kirchnerismo duro ¿Cuál es el kirchnerismo blando? Usan un lenguaje que va calando y va legitimando las mentiras de la derecha. Cuando alguien habla en nombre del campo habla en nombre de esos 547 terratenientes. Creo que hay que defenderse desde el lenguaje”

Medios públicos vaciados

El vaciamiento de contenidos y de personal que ejecutó Hernán Lombardi en el sistema de medios públicos fue analizado por Russo.

“Fue una prueba mas de que el macrismo no tenía discurso y está totalmente disociado del lenguaje, no pueden decir nada, no tienen una manera de encarar, lo que hacen es inconfesable y lo que dicen es mentira. No pueden tener medios públicos porque no tenés con qué llenar la programación. Lo que hacen es mentir”, resumió.

Sobre los medios públicos, remarcó: “Ojalá lo llenen de calidad y de información. Me parece ingenuo decir que en los medios públicos no va a haber política”.

Esta es la nota completa en Somos Radio:

Share