Incluía a VITAM

Se cayó el convenio de la Nación para financiar un 0800 de las ong que militan contra el aborto

Share

Una de las marchas en Mendoza a favor de que el aborto siga siendo clandestino donde participó VITAM.

Este viernes el gobierno nacional confirmó que se cayó el acuerdo de financiamiento para las organizaciones que formaban la  “Red nacional de acompañamiento a la mujer con embarazo vulnerable”. En rigor, un convenio con entidades de neto corte confesional que mitaban contra el aborto bajo cualquier circunstancia.

Entre ellas figuraba VITAM, una ong de Mendoza en la que revista el pediatra antiaborto Abel Albino.

El convenio estipulaba que el macrismo otorgara fondos para poner en marcha un 0800 que asesorara a las mujeres que no querían continuar con los embarazos para que sí lo hicieran a cambio de acompañamiento. Pero tenía una contraprestación a la que se negaron las ONG: informar también sobre la opción de acceder a una Interrupción Legal del Embarazo, por ejemplo en el caso de que la mujer hubiera sido violada.

Ante la negativa de las organizaciones a informar también sobre esa opción, el convenio quedó trunco. Los detalles de estas idas y vueltas fueron informados por Página 12.

No obstante, el desembolso de una primera partida ya fue realizado, señaló Gabriel Castelli, titular de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf), quien firmó el acuerdo en primera instancia.  Según lo firmado,  los fondos públicos iban a destinarse a pagar salarios a dos telefonistas que atendieran el 0800.

“El convenio era explícito acerca de lo que se podía hacer. Pero no van a gastar en sueldos de un mes lo que se había estipulado para doce meses. Yo confío en la buena fe de la organización (la Fundación Vida en Familia, FVF), que va a ser lo que corresponda de acuerdo a derecho”, dijo Castelli a Página 12.

De embarazos no deseados a embarazos “vulnerables”

“Las mamis, nuestra prioridad”, se promociona VITAM en sus institucionales. Al igual que Albino con CONIN, que se expande allí donde el estado decide no intervenir, aunque luego financia con remesas millonarias al médico antiabortista, VITAM se jacta de cumplir “una fin ion esencial: proteger la vida humana desde la concepción y contener a las chicas embarazadas en riesgo, llenando un vacío que.el.Estado ha dejado”.

En ese tren, sostiene que acompaña a mujeres que no desean parir para que lo hagan. Según VITAM, ellos les enseñan a “valorar la vida”. En uno de sus videos institucionales -que no reproducimos aquí por decisión editorial-, señalan como misión “convertir un embarazo no deseado en una oportunidad para generar nuevos proyectos a través de orientación familiar”. Acto seguido aparecen imágenes de sacerdotes con niños y la leyenda “En abril celebramos 15 bautismos!”. Luego comparten las imágenes de las supuestas beneficiarias de su proyecto con los bebés nacidos de esos embarazos no deseados.

Más información

 

Share