Medios y Energía

Vila anticipó que pedirá suba de tarifas cuando tome posesión de Edenor con Manzano

Share

Daniel Vila y José Luis Manzano en una fiesta en la mansión San Isidro, que Vila tiene en el piedemonte de Mendoza.

Daniel Vila aseguró que la compra de Edenor –que encabezó junto a José Luis Manzano y Mauricio Filiberti– “es la operación más transparente que se pueda imaginar”, desestimó las denuncias de Elisa Carrió acerca de una compra “a precio vil” y anticipó un aumento de tarifas “para hacer las obras que se necesitan”.

El empresario de medios –que se expandió en los últimos años en el rubro energético con desembarco en el petróleo y el fracking– dijo que espera tomar posesión definitiva de la compañía a fines de marzo.

“Argentina durante muchos años tuvo sus tarifas atrasadas no sólo en energía. Uno se puede cortar el pelo hasta que se le ve el cuero cabelludo, y en el caso de las tarifas creo lo mismo. Uno puede tenerlas congeladas hasta cierto punto. Si se mantienen congeladas la empresa no puede prestar el servicio. No sólo está el tendido eléctrico sino permanentes obras de mantenimiento e infraestructura. Es indispensable el cuadro tarifario para poder hacer estas obras. Si está congelado por un proceso electoral habrá que esperar a que se descongele”, anticipó el también dueño de Grupo América entrevistado en radio Nihuil. 

“Si Mindlin hubiera considerado un precio vil no hubiera vendido”

Carrió llevó la compra a la justicia por considerar que las acciones se vendieron a precio vil y que esa transacción debe ser investigada. “Esa operación es lo más transparente que se pueda imaginar” sostuvo Vila sobre la compra de la mayor distribuidora de electricidad de Sudamérica, después de que se concretara la venta por parte de Pampa Energía, de Marcelo Mindlin.

Además de haber puesto en duda la información a la que podrían haber tenido acceso los empresarios para adquirir el paquete accionario a Pampa Energía, la presentación judicial detalla que Edemsa (la principal distribuidora de Mendoza de la cual son dueños Vila y Manzano) fue motivo de una auditoría realizada por el EPRE en Mendoza, que indicaba que la empresa tenía una deuda con Cammesa que podría haber pagado y no pagó.

Vila negó que hubieran accedido a información privilegiada y que, de haber ocurrido, “es una empresa privada y no hay ningún problema de que eso ocurra. La única prueba que Carrió aporta es un tuit de Julio De Vido, una persona que está en prisión”.

Agregó Vila: “Si Mindlin hubiera considerado que el precio no es justo no hubiera vendido. Si el precio hubiera sido tan bajo hubiera estado lleno de oferentes y eso no ocurrió”.

En la entrevista Vila se explayó sobre el gobierno de Alberto Fernández y el rol de Cristina Fernández, a quien ponderó como “una persona con mucha personalidad” pero que permanece en el Senado sin que haya “manejo bifronte” del gobierno.

Share