En plena crisis por el cianuro de la Barrick, Uñac y Macri apuran otro megaproyecto minero en la cordillera sanjuanina

Share

San Juan negocia Constelación, el segundo megaproyecto binacional minero, en su territorio tras Lama Pascua, frenado porque la Justicia de Chile objetó los procedimientos de Barrick Gold. Foto: Diario de Cuyo
San Juan negocia Constelación, el segundo megaproyecto binacional minero, en su territorio tras Lama Pascua, frenado porque la Justicia de Chile objetó los procedimientos de Barrick Gold. Foto: Diario de Cuyo

La estrategia del mandatario sanjuanino Sergio Uñac para despegarse de la alianza con la Barrick Gold luego de los incidentes ambientales ocurridos en su planta de la mina Veladero se desarrolló a la par que pacta con otra multinacional la entrega de otro yacimiento de metales caros.

Una minera canadiense busca condiciones políticas para encarar un proyecto que estima 3.000 millones de dólares de inversión y 50 años de explotación rentable garantizada. La minera NGEx, que quiere ejecutar el Proyecto Constelación, ya negoció con el gobierno de Mauricio Macri su instalación en la provincia cuyana.

Uñac apareció duro contra la Barrick en el discurso, a la vez que tomó medidas inesperadas como el descabezamiento de la cúpula de la Policía Minera de su mentor y antecesor en el mando provincial, José Luis Gioja.

A la par de esta actuación desde que anunció la ocurrencia de un derrame tóxico en Veladero el 8 de setiembre, el segundo en un año, tras el vuelco de más de un millón de litros de agua con tóxicos, como el cianuro, ocurrido entre el 12 y el 13 de setiembre del año pasado, Uñac amasa un pacto con una trasnacional que pretende avanzar en la explotación del Proyecto Constelación, de oro, plata y cobre.

La canadiense NGEx, que tiene programas de exploración avanzada en Chile y Argentina, y que cotiza en la Bolsa de Valores de Toronto y en el Nasdaq bajo el símbolo de Estocolmo ‘CNG‘, le presentó un plan para sacar metales caros el citado proyecto, dio cuenta el Diario de Cuyo.

El Proyecto Constelación es la unión de tres minas en poder de NGEx, dos de las cuales están en San Juan, cerca del límite con La Rioja, y la restante del lado chileno, en la IV Región chilena de Coquimbo, pero con distancias entre sí de 10 y 15 kilómetros. San Juan de una experiencia traumática en otro mega emprendimiento minero binacional: Lama Pascua, que compartí la provincia cuyana con Chile, bajo la administración de la Barrick. La Justicia chilena invalidó los procedimientos de la canadiense en Lama sin que Barrick solucionara las falencia que causaron el veto judicial. Sigue frenado.

El ministro de Minería de San Juan, Alberto Hensel, le dijo a Télam que “Constelación es el proyecto llamado a ser el más grande de Sudamérica, superando incluso a Pascua-Lama’ que se desarrolla entre San Juan y la IV Región chilena de Coquimbo”.

Constelación es un proyecto binacional compuesto por las minas Josemaría y Filo del Sol en San Juan y Los Helados, en Atacama, que podría explotarse a partir de ‘las medidas de actualización cambiaria, la eliminación de las retenciones y las DJAIs (Declaración Jurada Anticipada de Importación) y la liberación para enviar remesas al exterior que implementó el nuevo gobierno’, dijo Hensell

El ministro sostuvo que ‘hoy es el momento de invertir en la Argentina’ y que los empresarios ‘actualizaron el modelo económico del proyecto a la luz de las nuevas reglas que tenemos en el país, más aún teniendo en cuenta que el precio del oro está subiendo’.

Hensel dijo que en Canadá ‘entendieron que ha llegado el momento de pasar de la prefactibilidad a la factibilidad y empezar a invertir para que esto sea una realidad en poco tiempo’.

La parte jurídica del mega emprendimiento se basa en el protocolo firmado Proyecto de Prospección Minera Vicuña, en el marco del Tratado entre la República de Chile y la República Argentina Sobre Integración y Complementación Minera, del 6 de enero de 2006, que proporciona un marco legal para facilitar el desarrollo de proyectos mineros ubicados en la zona fronteriza de ambos países.

El interés por desarrollar Constelación, tiene su asidero en el informe de evaluación económica, incluye la explotación de Josemaría y Los Helados y por ahora deja afuera a Filo del Sol.

Según ese estudio, Josemaría tiene recursos por 7,4 millones de libras de cobre; 7,4 millones de onzas de oro y 34,5 millones de onzas de plata, mientras que Los Helados contendría 17,6 mil millones de libras de cobre; 10,1 millones de onzas de oro y 92,5 millones de onzas de plata, de recursos indicados.

La combinación de oro, plata y cobre es otro elemento que transforma a Constelación en ‘el más excitante proyecto de la actualidad’, ya que si un metal baja en el mercado internacional, el otro mantendría la ecuación.

Aunque sin contar la riqueza de Filo del Sol, este mega proyecto supera ampliamente a Pascua Lama que tiene recursos estimados en 17 millones de onzas de oro, 632 millones de onzas de plata, pero nada de cobre y 25 años de explotación.

Según informó Hensel, ‘el proyecto apunta a iniciar las operaciones en Josemaría, que tiene mineralización superficial y en 7 años continuar con Los Helados, que es una mina subterránea y con una vida útil estimada en 41 años’.

Esta fórmula estratégica “permite, por un lado, minimizar la inversión inicial necesaria -calculada en unos 3.000 millones de dólares- y que con el flujo de 7 años de José María, se ataque el núcleo de alta concentración de oro de Los Helados”.

“A la vez, este modelo permite achicar los impactos medioambientales que pueda general el proyecto”, apuntó el funcionario.

Los dos yacimientos están a unos 10 kilómetros de distancia entre sí, por lo que la idea es procesar el material de ambos en una sola planta industrial que se radicaría en la provincia y que utilizaría unos 500 litros de agua por segundo, provenientes de un acuífero ubicado a unos 8 kilómetros de la planta.

Para concretarlo, la empresa deberá construir una línea eléctrica minera de 250 kilómetros de largo en 220 kV, para satisfacer una demanda de energía media estimada en 160 MW.

El proyecto, que podría arrancar con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y los permisos sectoriales entre este año y el próximo.

Según pudo saberse, la inversión en Constelación puede ser compartida por NGEx Resourses y las japonesas Pan Pacific Copper Co. Ltd. -que explota el proyecto de cobre en Chile ‘Caserones’ a través de su subsidiaria Lumina Cooper- y la agencia gubernamental Japan Oil, Gas y Metales National Corporation (JOGMEC), con operaciones de petróleo en Perú y que financia el proyecto de litio y potasio Salar de Olaroz en la provincia de Jujuy.

Fuente: Télam

Share