Media sanción en Diputados

Avanza en la Legislatura el proyecto de salvataje estatal de IMPSA por 20 millones de dólares

Share
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Sesión en la Cámara de Diputados de Mendoza por el rescate de IMPSA.

La Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto para concretar un salvataje a IMPSA, la empresa de los Pescarmona, de 20 millones de dólares aportados por el estado nacional, más otros 5 millones que pondrá la Provincia. En enero de 2020 la empresa había pedido un rescate estatal para mantener a 720 empleados propios  y de más de 100 Pymes.

El plan contempla además que el Estado nacional compre 63,7% de la nueva composición accionaria. La Provincia pidió al Gobierno nacional una asistencia por $520 millones, de los cuales ya han autorizado $200 millones.

Germán Gómez, jefe de bloque del PJ en la cámara baja, defendió la postura de apoyo al proyecto: “El mundo explotó y hoy los estados están asistiendo a muchas empresas. No hay una estatización de la empresa, va a haber un directorio diferente, pero lo que se ha hecho es evitar que caigan más de 700 puestos de trabajo, mano de obra calificada”.

“Esta empresa es estratégica, se dedica a la energía eléctrica, eólica, nuclear. Esta empresa durante 20 años, hizo más de 180 proyectos en el mundo. El capital que se va a incorporar con la compra de acciones va a generar capital de trabajo”.

A su turno el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, refrendó:  “Aprobamos el proyecto para que Mendoza pueda adquirir acciones de Impsa, con el objetivo de preservar y potenciar el empleo en nuestra provincia; y, resguardar las PyMES que hoy trabajan en proyectos con la empresa”.

El FIT y Protectora, en contra por razones diferentes

Mailé Rodríguez dijo que la izquierda no apoyaría el rescate: Significa una participación de la provincia en los riesgos del juego del mercado y la especulación antes que una participación concreta en los beneficios”.

es una empresa que va a seguir siendo privada, porque aunque Pescarmona tenga una participación minoritaria en las acciones, deja la puerta abierta a que otros empresarios puedan participar, como Vila, Manzano y todos los amigos del poder”.

Agregó que hay “verdaderas empresas recuperadas como La Terre que hoy lucha “porque un empresario se la quiere quedar con el favor de la justicia y el favor del Gobierno”

Mario Vadillo, de Protectora, se posicionó “en las antípodas” del FIT pero votó también en contra: “Es una empresa que acaban de estatizar. Nuestra postura es que se ayude a la empresa pero que se pusieran en venta las acciones con el tiempo. Hay empresas que se están fundiendo. Vamos a estatizar otra empresa, sin grieta de los bloques mayoritarios”.

Vadillo llamó “bloques hegemónicos” a Cambia Mendoza y al PJ, que si apoyaron el rescate a IMPSA. “Nos empiezan a hundir como sociedad. Nos pasa como con YPF, como con Aerolíneas, que todo el tiempo estamos diciendo que no sirve y sin embargo ahí estamos, con un sistema de aviación que no da resultados”.

“Esta empresa en 2018 tuvo que reestructurar una deuda de 1.108 millones de dólares, y cuando la reestructura los bancos y los bonistas tuvieron que perder más de la mitad de lo invertido. Tuvieron que negociar la deuda a 400 millones. Es decir, una enorme pérdida -siguió Vadillo-. Ahora nos estamos haciendo de la mayoría accionaria con 20 millones de dólares. ¿Esto es una empresa pujante o un mascarón?”.

Luego criticó la estatización de AYSAM. “Pensamos que era la solución y fue peor, hace 10 años que la empresa es deficitaria. todos los gerentes son puestos a dedo”.

EL PD, también en contra

Mercedes Llano justificó el voto en contra de su bloque: “IMPSA es un emblema de cómo las empresas que han interactuado con los populismos, en este caso venezolano y argentino, signados por la corrupción, han entrado en el ocaso”.

“Se terminan apropiando de una compañía que fue un fuerte y simbólico polo tecnológico. Va terminar por fundirla. La estatización no es la solución indicada. Hay sobradas muestras de ineficiencia y de desmanejo de empresas estatales, que se convirtieron en fuentes de trabajo y prebendas en beneficio de acólitos políticos”.

La diputada demócrata fustigó la intervención estatal en el rescate y vaticinó que el rescate “dará pie al desembarco del kirchnerismo a la empresa, a la morenización del IMPSA, a semejanza de lo que sucedió con Clarín. Esto va a terminar de fundir a IMPSA”.

 

 

Share