Abren licitación

Macri financiará la construcción del gasoducto de Vaca Muerta con la plata del ANSES

Share

La obra a licitar contempla la colocación de un ducto hasta la provincia de Buenos Aires.

El gobierno dispuso 400 millones de dólares del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de la ANSES para financiar la construcción del mentado gasoducto de Vaca Muerta. La convocatoria a la licitación se publicó este martes en el Boletín Oficial. La obra era reclamada por las gigantes petroleras con negocios en la formación no convencional.

La presión empresaria por la construcción no tuvo un correlato en ofertas de inversión. Por eso el gobierno de Mauricio Macri decidió echar mano a la plata del ANSES.

El aporte estatal equivale a la mitad del monto estimado para la obra. Es decir, que la primera etapa del gasoducto costará unos 800 millones de dólares, según los cálculos de antemano.

Según la fórmula de financiamiento, para la otra mitad del costo las empresas que liciten deben aportar 200 millones de dólares y el mercado otros 200 millones de dólares. En este punto entrará a tallar la plata que prometió la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. Dos gigantes petroleras de ese país (ExxonMobil y Chevron) son dueñas de áreas en Vaca Muerta.

La licitación se dividió en dos fases. En la primera se contratará la colocación de un caño desde Tratayén, en Neuquén, hasta Salliqueló, en el oeste de la Provincia de Buenos Aires.

El primer tramo del gasoducto de Vaca Muerta irá desde Tratayén hasta Salliqueló.

“La licitación será definida para quien ofrezca menor precio por el gas transportado. La licitación se definirá en septiembre y la idea es que se adjudique en octubre, antes de la primera vuelta, aunque ese plazo es formal”, dijo Gustavo Lopetegui, secretario de Energía.

Los que pujan por el negocio

Los candidatos a quedarse con la licitación son los operadores de los dos gasoductos troncales que existen: Transportadora de Gas del Sur (TGS) y Trasportadora de Gas del Norte (TGN). En los pliegos se exige una experiencia que sólo estas dos empresas tienen en el país.

Entre los accionistas de las dos empresas están varios de los millonarios argentinos que pavonean en la lista de ricos y famosos de la revista Forbes, entre ellos algunos aliados del gobierno nacional.

TGN tienen entre sus dueños a Tecpetrol, de Paolo Rocca, Compañía General de Combustibles, de Eduardo Eurnekian, y RPM Gas, de Nicolás Caputo. Rocca fue impulsor de Macri desde un principio y Caputo es el mejor amigo del presidente. En cambio, Eurnekian tiene una pelea histórica con el presidente desde la época en la que Macri operaba las empresas de su padre, el fallecido Franco Macri.

TGS es controlada por Pampa Energía, de Marcelo Mindlin, Grupo Inversor Petroquímica, de la familia Sielecki, WST, de los Werthein, y PCT LLC, una sociedad de inversión de responsabilidad limitada constituida conforme las leyes del estado de Delaware, Estados Unidos, un paraíso fiscal a pocos kilómetros de Nueva York. Mindlin, amigo confeso de Macri, es el presidente de Pampa, que cuenta al inglés Joe Lewis como accionista principal. Lewis está acusado de ocupar ilegalmente un campo en la Patagonia, en donde tiene una mansión que solía prestarle al mandatario nacional hasta que su mala prensa fue considerada negativa por los gurú de la imagen presidencial.

La resolución

La Resolución 437/2019 de la Secretaría de Energía  describe la obra a realizarse: “La construcción de un gasoducto con sus instalaciones complementarias que conecte la Subzona Neuquén (en las proximidades de la localidad de Tratayén de la Provincia del Neuquén) con la localidad de Salliqueló en la Provincia de Buenos Aires y con las Subzonas Gran Buenos Aires/Litoral (en las proximidades de la Ciudad de San Nicolás de los Arroyos de la Provincia de Buenos Aires)”.

En los considerandos de la resolución se deja constancia de que “la licencia a otorgarse deberá prever un Régimen Especial Temporario (RET), por un plazo de diecisiete (17) años contados a partir de la suscripción de la licencia, en el que regirán las siguientes pautas: a) la remuneración del transportista y los ajustes que correspondan serán libremente negociados con los cargadores, sin incurrir en conductas discriminatorias, b) en ningún caso los valores que surjan de la negociación serán trasladables a los cuadros tarifarios finales de los usuarios de la demanda prioritaria de gas natural, y c) el pliego de la licitación establecerá la asignación parcial de la capacidad de transporte inicial en forma directa, y el resto de la capacidad se asignará mediante procedimientos abiertos a fin de asegurar la no discriminación en el acceso”.

 

El despegue de Vaca Muerta no tiene financiamiento sin plata del Estado

Share