25 médicos con COVID-19

Crítico panorama en el Lagomaggiore: funciona sólo al 20%, con áreas clave cerradas

Share

El Hospital Lagomagiore, uno de los más importantes en la región de Cuyo, está prácticamente cerrado. Sólo funciona al 20% y la gran mayoría de los médicos están aislados en sus casas. 25 profesionales dieron positivo de COVID-19.

Según denunció el gremio de los profesionales, AMPROS, los servicios de atención Clínica, Traumatología, Urología, la Maternidad (que es la más importante del oeste argentino) y Neonatología no están funcionando por falta de médicos. Tampoco hay anestesista. La directora del Hospital, sin embargo, dijo en una entrevista en Canal 9 que sí estaban funcionando.

El gremio aseguró que el hacinamiento fue lo que produjo el contagio entre médicos y de éstos a sus pacientes, algo que al inicio de la pandemia se le advirtió a la ministra del área, Ana María Nadal, al igual que la falta de insumos básicos de protección como mascarillas y/o barbijos.

“El hacinamiento en los hospitales produjo el contagio entre médicos y de éstos a los pacientes”

“En el Lagomaggiore fue fuertísimo, está casi cerrado, casi todos los servicios están funcionando al mínimo. Es donde más ha pegado, está funcionando a un 20%”, ilustró Claudia Iturbe, secretaria adjunta de AMPROS.

En diálogo con radio Nihuil señaló este viernes que “uno de los mayores errores fue traer a trabajar alos médicos al 100%, en el Hospital Central pasó lo mismo, estaban todos trabajando al 100%. Fue un grave error. Estamos muy preocupados porque los últimos que tienen que enfermarse son los profesionales porque hay otras patologías que atender. No hay cirujanos en el Lagomaggiore, no hay anestesista, no hay residentes, están todos aislados en sus casas. Que l virus entre a neonatología que es un lugar cerrado es preocupante”.

Los turnos rotativos han sido otra de los reclamos desatendidos por Nadal. La semana pasada, mientras crecía el ritmo de contagios, los médicos y otros trabajadores y trabajadoras de hospitales y centros de salud de Mendoza recibieron un “lo vamos a estudiar” como respuesta a los turnos de 14×14 o 7×7 para renovar el plantel y dar tiempo al descanso.

Acerca de la disminución de cirugías para no ocupar camas, Iturbe expuso sus reparos:  “Esto es por ahora, porque no podemos ocupar camas con enfermos de otras patologías en este momento. Pero esto debe ser temporal porque se van a agravar enfermos de otras patologías y eso lo vamos a pagar muy caros, también se va a pagar con vidas”.

Apunto luego a las fallas en la infraestructura en los hospitales, que favorecen a la convivencia de los médicos y otros trabajadores en lugares pequeños y al consecuente hacinamiento.

“Los lugares comunes son un espanto por la infraestructura, el Lagomaggiore es un espanto, con la cantidad de poblacion y la demanda ediliciamente es espantoso, los lugares comunes son muy chiquitos y hacinados, comparten los profesionales muchas horas en lugares que no están en condiciones. Otra cosa es la limpieza. Sabiamos que no se cambiaban las sábanas de un profesional a otro en lugares de descanso”.

Finalmente, Iturbe coincidió en el reclamo que semanas atrás realizaron en ATE por la situación en el Lago: “¿Por qué no se ha testeado todo el Lagomaggiore? La verdad es que no etndendemos”.

La versión de la directora del Lagomaggiore, Roxana Cabrera:

 

Share