Segundonas pasan al frente

Desde el 2016, las segundas marcas le comieron el mercado a las más caras, dice un estudio

Share

Desde 2016 a la actualidad, las marcas mayoristas y poco conocidas pasaron de una participación del 32,6 al 42,8 por ciento en unidades y del 21,5 al 27,7 por ciento en facturación. Así lo indica un estudio de mercado difundido este lunes por la consultora Focus Market.

Entre los productos de segundas marcas que más se consumen figuran el puré de tomates, con el 38% del mercado; conservas, 26%; y enlatados de pescado, 13%.

Según detalló Damián Di Pace, titular de Focus Market, al diario BAE, las marcas más caras bajaron 3,5% de su participación en el mercado; las medias, cayeron 7,6%; económicas saltaron positivamente el 10,4%; y las mayoristas, 0,8%.

Los artículos denominados “caros” cayeron 3,8% en tres años desde 2016; la categoría “media” cedió 6,5%, mientras que las segundas y terceras marcas aceleraron un 9,7 por ciento, debido a la crisis enorme en el poder adquisitivo de la población.

Estos datos van de a mano al ajuste general que los argentinos tuvieron que implementar en su calidad de vida por los tarifazos y aumentos en rubros ineludibles, como los alimentos, el transporte, la salud, la vivienda.

El consumo de lácteos, por ejemplo, bajó 12% en un año si se compara el primer cuatrimestre de este año con el del año pasado, según datos del Observatorio de la Cadena Láctea de Argentina (OCLA).

Los lácteos fueron reemplazados por productos sustitutos como son las bebidas con alguna base láctea y “todo el set de bebidas provenientes de otras ‘mal denominadas leches’”, indica el reporte.

El consumo de lácteos bajó 12% en un año: avanzan los sustitutos y las “mal llamadas leches”

Otros consumos básicos, como la carne, también se vinieron a pique: el consumo de carne vacuna cayó  en enero 16,2% por debajo del nivel registrado en enero del año pasado según datos de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).

Eso se traduce en 35,8 mil toneladas menos de carne consumida por argentinos. Sin embargo, crecieron tanto la faena de vacas como la exportación de carne durante todo el año pasado, consignó la entidad.

“La tendencia de los consumidores a elegir productos más económicos en los supermercados se observa desde el 2016 hasta el primer trimestre del 2019, en desmedro de las ofertas de las marcas líderes”, completó el encargado de Focus Market.

Share