Amenaza de despidos

El gobierno evalúa un precio para el barril nacional más barato que el que pide el lobby petrolero

Share

La OFEPHI (integra a las 10 provincias con petróleo) presiona a favor del barril criollo.

El lobby petrolero presiona al gobierno  por un precio artificial para el crudo. El resultado de esa política tiene un fuerte impacto en la economía, puesto que implica mantener sin bajas los precios  de los combustibles, que son una variable clave de aquella. El gobierno de Alberto Fernández, mientras tanto, busca una salida intermedia.

Los gobernadores petroleros le pusieron la cara al reclamo de 54 dólares por barril de petróleo. El precio de mercado se hundió este lunes por debajo de los 27 dólares. Las naftas debieran bajar a cerca de la mitad del valor actual con la cotización de mercado del crudo.

Eso no va a pasar. El gobierno tiene que hacer malabares para evitar un colapso que se lleve miles de puestos de trabajo. Las empresas ya activaron una estrategia de amenaza por el lado más débil: el despido de trabajadores. Acordaron mandar procedimientos de crisis, que es el paso previo a los despidos masivos.

La industria hidrocarburífera sostiene que a menos de 54 dólares no es rentable producir en algunas áreas. Sobre todo en aquellas en la que se el petróleo se extrae mediante el fracking. Vaca Muerta está en riesgo, amenazan los capitanes petroleros.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, es un vocero directo de esos intereses. La provincia que nadaba en petrodólares mientras duró el veranito de los precios internacionales altos, ahora se enfrenta a problemas graves para pagar sus deudas.

El gobierno nacional recepcionó el reclamo de las petroleras elevado por los gobernadores que juegan a favor de ese lobby. Trascendió de fuentes con llegada al Ministerio de la Producción, de Matías Kulfas, que hay en marcha un plan para conformar mínimamente las presiones. Se estima que el gobierno fijará un precio nacional para el barril por encima de la cotización mundial, pero por debajo del monto que reclaman los popes de la industria.

El pedido para mantener en 54 dólares el barril lo hizo la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), que está integrada por 10 provincias. Estas son Chubut, Formosa, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Share