Propaganda punitiva

El procurador dice que obligarán a hacer trabajos comunitarios a los que violaron la cuarentena

Share

La Policía de Mendoza desplegada en las calles de Mendoza por la cuarentena. Foto: Gobierno de Mendoza

El 90% de los que violaron al cuarentena en Mendoza en lo que va del decreto presidencial obligatorio tienen entre 18 y 30 años, según informó el jefe de Fiscales, Alejandro Gullé, quien adelantó que los que no tengan antecedentes penales tendrán que realizar trabajos gratuitos en hospitales, comisarías o municipios como penalidad.

Según explicó el Procurador General de la Provincia, Alejandro Gullé, esta penalización es para no encarcelarlos. “Pueden echarlos de sus trabajos si se los condena, así que no queremos generar antecedentes y perjuicios”, explicó a Télam.

“En los casos en que los imputados por violar la cuarentena no aparezcan como acusados de algo doloso o buscados, trabajarán gratis para el Estado”. Para el resto, como aquellos que tengan antecedentes, “habrá prisión efectiva, con penas que van de seis meses a dos años de prisión”.

“Dispuse analizar cada caso en particular y se podrá aplicar la suspensión del juicio a prueba y la regla de conducta, con trabajo gratuito para el Estado, preferentemente en hospitales públicos o centros de salud, municipalidades o escuelas en el reparto de comidas o hasta en comisarías y oficinas fiscales”, explicó hoy el jefe de fiscales.

Alerta de Correpi

La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) incluyó a Mendoza en su reporte diario sobre los castigos a quienes violen la cuarentena, en el cual señaló que en todo el país “se  iniciaron un total de 208.104 causas penales contra otro tanto de personas, de las cuales casi 6.200 siguen privadas de su libertad”.

“El número -siguió la Correpi-  además de representar un universo infernal de personas que estuvieron, y en algunos casos, siguen estando. detenidas, permite imaginar el colapso que sufrirán los sistemas judiciales de todo el país cuando se deban tramitar cada uno de esos expedientes”.

Acerca de Mendoza, se lee en el informe: “En Mendoza, con la excusa garantizar las medidas contra la propagación del virus, la policía hostigó, golpeó y detuvo a Mauro, un muchacho de 26 años junto a su madre fue a hacer compras en un supermercado de Godoy Cruz”.

Dedica un párrafo a la noticia conocida hoy sobre el otorgamiento de prisióndomiciliaria a 8 represores en medio de la pandemia.

“Mientras no se resuelve la gravísima situación carcelaria, donde sólo en el sistema federal, sobre un total de 14.000 personas privadas de su libertad hay 1.280 con factores de riesgo (enfermedades como asma, diabetes, insuficiencia cardíaca, renal, VIH, tratamiento oncológico, tuberculosis y hepatitis, embarazadas y mayores de 60 años), con un 51% de procesadxs sin condena, nos enteramos que en Mendoza se han otorgado detenciones domiciliarias a 8 genocidas”.

La Justicia Federal de Mendoza ordenó la prisión domiciliaria para 8 represores

Share