Recesión

“Se van a perder 15 mil empleos en el sector automotriz”, advirtió el líder de Smata

Share

El titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Ricardo Pignanelli, reveló que “en los próximos meses se van a perder 15 mil puestos de trabajo en el sector automotriz” a causa de la recesión que mantiene las plantas semi paralizadas en este fin de 2018. “Se defendieron los puestos de trabajo en los últimos dos años todo lo que se pudo pero hay mucho problema en las concesionarias, en el autopartismo, en los talleres mecánicos. Hay un mercado deprimido y una incertifumbre en Brasil, hay 45% de la capacidad operativa de las empresas”, detalló.

“Hemos perdido unos 3 mil puestos de trabajo, pero la que se viene para el año que viene son 15 mil puestos de trabajo. Hasta ahora la venimos cuerpeando pero el poncho no alcanza. Cuando vos tenés una capacidad operativa de 40% o 50% quiere decir que el resto de la fábrica está parada, ya sea en forma de licencia, o trabajando dos o tres horas. Eso tiene un fin. Las empresas grandes lo pueden hacer, pero tarde o temprao eso se termina”, detalló.

Por otra parte, el líder de los mecánicos  referente del Frente Sindical para el Modelo Nacional advirtió que “están dadas las condiciones para un gran paro general”, aunque no le puso una potencial fecha.

En los últimos dos años se perdieron 59.876 puestos de trabajo registrados en la industria

En diálogo con El Destape Radio, Pignanelli aseguró en referencia al gobierno que “están reemplazando el pan por las armas” y explicó que “este no es el país que queremos” desde el espectro gremial.

Por último, el sindicalista criticó a los medios de comunicación por su rol y porque no reflejan lo que ocurre en la calle y en la industria: “En los grandes medios no se ve reflejado lo que está viviendo la gente”.

“Hay una gran cortina de humo que se está armando -señaló el líder de Smata-. Hoy nos están reemplazando el pan por la pólvora”, comentó en referencia con el protocolo de armas impulsado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en medio de un panorama recesivo.

Share