Primera dama en Roma

En su primera actividad oficial, Fabiola Yañez se reunió con el Papa en el Vaticano

Share

Fabiola Yáñez y el papa Francisco, este viernes en el Vaticano.

El papa Francisco inauguró la nueva sede de la fundación ponticia Scholas Occurrentes en el
Vaticano, en un acto que contó con la presencia de la pareja del presidente Alberto Fernández,
Fabiola Yañez, y otras cuatro primeras damas latinoamericanas a las que les reveló su sueño de
“una América Latina unida”.

Yáñez había llegado el jueves por la mañana al aeropuerto de Roma, junto a un secretario y un custodio, en la primera actividad oficial desde que se convirtió en primera dama. Allí fue recibida por personal de la embajada argentina en Italia. Anoche se reunió con autoridades de la FAO, el organismo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, que tiene su sede en la capital italiana.

El pontíce bendijo y descubrió una placa en el ingreso de la sede que la fundación ponticia tiene
en el barrio Trastevere de Roma acompañado por Yañez y las primeras damas de Belice, Brasil,
Colombia y Paraguay, en el mismo día en que celebra el 50 aniversario de su ordenación
sacerdotal.

“Yo todavía sueño con una América Latina unida y las mujeres son las únicas capaces de hacerlo”,
les dijo el pontíce a Yañez y el resto de las primeras damas durante un encuentro privado de cerca
de 20 minutos, en el que también hablaron de los planes de Scholas en cada uno de los países.
“Estás estrenando el cargo”, le dijo con una sonrisa Francisco a la primera dama argentina, al
saludarlas una a una.

En ese marco, además, dialogaron sobre la “Reconstrucción del Pacto Educativo Global”, en
referencia al mega evento sobre educación que se hará en Vaticano el 14 de mayo, convocado por
Scholas.

En la reunión, Yañez le obsequió al Papa el cáliz usado en la misa del domingo 8 de diciembre en
Luján, de la que participó el presidente Fernández y su antecesor, Mauricio Macri.
La primera dama de Colombia, María Juliana Ruiz, le entregó a Bergoglio una carta y un pantalón
usado por el ex arquero colombiano de San Lorenzo, Efraín “El Caimán” Sánchez, de 93 años.

Share