Cecilia Ousset

“La persecución es para que nadie se atreva a hacer una interrupción legal del embarazo en Tucumán”

Share

José Gijena y Cecilia Ousset, los médicos que practicaron la cesárea a una niña violada y han sido denunciados por homicidio. Foto: eldiario.es

“Quiero que me saquen esto que me puso el viejo adentro”. Esas palabras de Lucía, la nena de 11 años violada en Tucumán, no fueron indiferentes para José Gijena y Cecilia Ousset. Este matrimonio de ginecólogos católicos practicaron una cesárea a la pequeña –que tras numerosas dilaciones llevaba ya 23 semanas de gestación– y ahora se enfrentan a una denuncia de homicidio calificado de abogados autodenominados provida a causa de la muerte del bebé.

Entrevistada por radio La Mosquitera, Ousset remarcó que “la persecución “no es contra Gijena y Ousser. Es para que ningún otro médico se atreva a realizar una interrupción legal del embarazo en Tucumán. Que nadie se atreva a estar en contra del poder eclesiástico que está metido en el Estado. Esto es muy grave. Yo soy católica, practicante. Pero una cosa es la salud pública  y los Derechos Humanos y otra cosa es la fe”.

Ousset dio detalles sobre el embarazo adolescente en el Norte del país y la situación en particular de Tucumán. “Es una provincia al margen de la ley porque no está adherida a las leyes de salud sexual reproductiva. La gente de los pañuelos celestes está muy embravecida desde que el poder legislativo decretó a la provincia provida y cuna del niño por nacer. Por más que sea un pronunciamiento sin ningún asidero jurídico la gente que no sabe de leyes cree que no se puede hablar de aborto, no se puede hablar de ESI. Eso es lo grave. Las chiquitas que quedan arrojadas a la clandestinidad por el propio Estado”, remarcó.

Noticia relacionada: Se cumplieron 7 años del fallo F.A.L. de la Corte, que Mendoza desoye junto a otras 6 provincias

La médica puso el foco en los casos como el de Lucía que van a seguir ocurriendo si las autoridades mantienen la ligazón con poderes como el eclesiástico.

“Hubo miles de Lucías antes. Esta Lucía es un caso bisagra. No se si para bien o para mal, eso lo va a decidir la población. Tengo la esperanza de que esto no lo decida el poder político sino la población”, sostuvo la édica sobre el futuro de la ILE en Tucumán de la que dijo “Macondo es un poroto”.

Sobre el rol del Estado indicó que es “amedrentado por estos pistoleros”. “Qué les queda a estas chiquitas -se preguntó-. No les das educación sexual integral, no les das salud sexual y reproductivas. Concurren al hospital y no les das sus derechos. Matálas, matálas directamente”.

Tambien cuestionó al gobernador, José Manzur, exministro de Salud del kirchnerismo, por encabezar marchas “provida” y de esta manera condicionar a los médicos que quieran cumplir la ley.

“Siembran el temor para que hayan miles y miles de Lucías más, es macabro”, cerró la médica.

Esta es la entrevista completa:

Share