PDF: Fallo completo

La Corte Suprema falló en contra del Gobierno por la actualización de las jubilaciones

Share

La Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional el índice que usa ANSES para actualizar jubilaciones y decidió que para calcular los aumentos de los haberes jubilatorios de los casos judicializados se debe utilizar el Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (ISBIC) y no el indicador de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). En la gran mayoría de los casos arroja un porcentaje de suba superior.

El máximo tribunal argentino se inclinó por apoyar el reclamo de Lucio Orlando Blanco, que se jubiló en 2003 y reclamaba la implementación del sistema que existía antes de que se sancionara la denominada Reparación Histórica.

“Esto tiene que ver con un grupo acotado de jubilados -explicó Néstor Espósito, periodista especializado en temas judiciales, entrevistado por radio UNCo Calf-. La Corte dejó una puerta abierta, le dijo al Congreso que si sanciona una ley para aplicar otro índice. Esto no roza mínimamente a la ley de Reforma Provisional. Es a favor de la clase pasiva, pero no es una sentencia que va a beneficiar a todos los jubilados”.

“Lo que resolvió la Corte hoy tiene que ver con la Reparación Histórica. A los que no aceptaron y fueron a la justicia, a ellos beneficia el fallo”, remarcó Espósito sobre la afectación del fallo.

“La posverdad llegó a la Corte”

Sobre el funcionamiento de la Corte, señaló: “La impresión es que están aislando a Rosenkrantz, que queda solo votando con lo que pretende el Gobierno y el resto saca fallos como éste y el del 2×1 que deja aislado al presidente. No conozco forma más explícita de sacarle poder a un presidente que asumió hace tres meses”.

“La manera en que el presidente llegó a la Corte Suprema fue desprolija, aprovechó una debillidad interna de Lorenzetti para desbancarlo, contó con la complicidad de Rosatti, que en realidad es el ideólogo de todo esto, y de Elena Higton de Nolasco, pero ahora a medida que aparecen temas importantes para fallar, Rosenkrantz queda sólo votando los postulados del gobierno y el resto, liderados en la oposición por Lorenzetti queda solo el presidente. Esto pasó siempre en la Corte, pero nunca de una manera tan clara como ahora”, detalló el periodista.

Amplió Espósito sobre la construcción de poder de Lorenzetti: “Cuando le convino ser opositor al gobierno anterior lo fue, cuando arrancó el actual gobierno le marcó de entrada la cancha y después hubo un distanciamiento porque nunca lo consideraron confiable. Lorenzetti se vio desplazado del centro de la foto. Y empezó a marcar que una cosa es ser el presidente de la Corte y otra ser el líder. Lorenzetti está construyendo poder desde esta nueva posición”.

En esa pelea intestina, Espósito evaluó los últimos fallos del máximo tribunal, como el del 2×1, en el cual la Corte revocó el beneficio para condenados por delitos de lesa humanidad. Aquí, analizó el periodista, tallan “posturas jurídicas tribuneras frente a conceptos jurídicos”. Y se explayó: “Rosatti y Higton de Nolasco se dieron vuelta, dijeron que valía el 2×1 ahora dijeron que no valemás, y Rosenkrantz que era el que había dicho siempre que el 2×1 valía para dictadores y para ladrones de gallinas, esa postura quedó sola y pedaleando y Rosenkrantz como el que defendía a represores. Hay toda una construcción de lo que pasa y lo que parece que pasa. En definitiva, la posvedad también llegó a la Corte Suprema”.

Este es el fallo completo:

 

Share