Abuso policial en la cuarentena

La Policía de Mendoza retuvo en un calabozo a un verdulero que intentaba ganarse el día

Share

La Policía de Mendoza detuvo y encerró en un calabozo por cuatro horas a Agustín González, quien intentaba ganarse el día vendiendo verdura en el barrio Los Cerros, de Godoy Cruz. Lo llevaron a la comisaría 50 y de allí a la 27 y el fiscal luego lo imputó por no cumplir con el DNU 127, haciendo caso omiso de sus razones: sin la plata que le deja la venta del día su familia no tiene qué comer, tormento de quienes se mueven en la economía informal, agravado por la cuarentena obligatoria.

Ocurrió el lunes pasado, aunque se conoció en las últimas horas por la difusión del video de La Gremial de Abogados, que asumió su representación.

“Agustín salía a la calle a ganarse el mango, estaba haciendo el reparto de verdura en el Barrio Los Cerros, su trabajo de siempre y el que le permite juntar unos pesos para darle de comer a su familia, sacudiendo puertas con manos maltratadas, esas mismas que la policía le amarró a su espalda para levantarlo de la calle”, describieron sobre lo ocurrido.

“Estuvo 4 horas encerrado en un calabozo, e incomunicado. El fiscal decidió imputarlo por no cumplir con el DNU 297, es decir, por negarse a morir de hambre. Desde la detención, los vecinos del barrio se organizaron y lograron que liberaran a Agustín”, agregaron los abogados. 

La Policía de Mendoza fue incluída en un informe de Correpi sobre los abusos policiales en todo el país en  vigilancia de la cuarentena, que en los últimos días compiló imágenes de gendarmes maltratando físicamente a infractores del aislamiento, policías que dispararon su arma como parte de las advertencias para quedarse en las casas y otras injustificables violaciones de conducta.

Tras la golpiza que le dio un policía en un supermercado de Godoy Cruz a un joven que fue a comprar con su madre, la Red por los Derechos Humanos de Mendoza, le envió una carta a Rodolfo Suarez en la que expresaron su “preocupación ante los excesos, arbitrariedades y abusos de la Policía de Mendoza en el control del cumplimiento del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPyO) y que –como de costumbre‒ recae principalmente sobre la población en contextos de pobreza.

Le pidieron a Suarez que ponga freno a los abusos de la Policía de Mendoza en la cuarentena

“Imaginen este caso, multiplicado por cientos, y en lugares donde no hay nadie para defender ni para un Habeas”, completaron al respecto en La Gremial de Abogados.

“La Gremial redobla los esfuerzos cuando nos pretenden presentar casos aislados, la Gremial defenderá a Agustín con garras para arrancarlo del sistema que no te da salud pero sí procesos judiciales cuando te acusan de salir para poder comer, algo tan sencillo para muchos, cuando la bomba les cae lejos de su refrigerador”, cerraron.

Share