Transportadora de Gas del Norte

Los magnates petroleros Rocca y Eurnekian pidieron diferir inversiones en gasoductos

Share

Las compañías CGC, de Eduardo Eurnekian, y Tecpetol, de Paolo Rocca, controlan TGN.

La transportadora de gas que controlan Paolo Rocca y Eduardo Eunerkian piden diferir inversiones por el retraso en el aumento de las tarifas que resolvió el gobierno de Mauricio Macri con fines electorlistas. Tecpetrol, del Grupo Techint, y Compañía General de Combustibles, de la Corporación América, tienen el control de Transportadora de Gas del Norte (TGN), operadora de la mayor red de gasoductos del país.

La controlante de TGN, GasInvest, tuvo como tercer socia a RPM Gas, de Nicolás Caputo, el mejor amigo de Macri desde la infancia y socio en algunos negocios que emprendió el presidente en el pasado. Nicky, como le dicen en el establishment, vendió su parte a Rocca y Eurnekian cuando supo que el macrismo dejaría el gobierno.

TGN es una de las dos compañías que copan el 100 por ciento del transporte de gas en el país. La otra es Transportadora de Gas del Sur (TGS), controlada por Pampa Energía, liderada por el empresario macrista Marcelo Mindlin.

La transportadora de Rocca y Eurnekian presentó una readecuación de inversiones obligatorias por $ 342 millones, expresados en moneda de diciembre de 2016 (que actualizados rondarían los $ 1.300 millones). El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) tienen que analizar el plan.

El pedido de autorización para disminuir inversiones se relaciona con la resolución 521 de la Secretaría de Energía, de septiembre, que difirió el ajuste semestral de tarifas previsto para el 1° de octubre hasta el 1° de enero de 2020.

Esa resolución dispuso asimismo compensar a las licenciatarias con la revisión del Plan de Inversiones “en la exacta incidencia de la medida”, precisó TGN en una nota enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Una compañía gigante

La empresa gestiona más de 10.900 kilómetros de ductos de alta presión tras hacerse cargo de la operación del Gasoducro del Noreste (Gnea), con lo cual es la responsable del transporte del 40 por ciento del gas inyectado en gasoductos troncales. Representa el 20% de la matriz energética del país.

La compañía enfatizó que la Secretaría de Energía estableció en junio un diferimiento del pago del 22 por ciento de las facturas emitidas entre el 1° de julio y el 31 de octubre, con carácter excepcional y “en beneficio de los usuarios residenciales de gas natural y de propano indiluido por redes”.

Agregó que “este diferimiento será recuperado a partir de las facturas a emitirse desde el 1° de diciembre y por cinco períodos mensuales, iguales y consecutivos”.

Y especificó que “el costo financiero del diferimiento será asumido por el Estado nacional en carácter de subsidio, mediante el pago de intereses a distribuidoras, subdistribuidoras, transportistas y productores”.

A efecto de ese pago de intereses a las compañías afectadas, Energía determinó que se reconocerá la tasa para plazos fijos por montos superiores a 20 millones de pesos o superiores, a plazos de 30 o 35 días.

Las tasas para esos depósitos oscilaron entre 47,8 por ciento y 61,7 por ciento anual en el período julio-octubre, de acuerdo con lo informado por el Banco Central.

La Secretaría fijó a fines de agosto el procedimiento por el cual las distribuidoras trasladan parte del diferimiento del pago a las transportistas, así como la metodología de cálculo y pago de los intereses.

“A la fecha, el monto diferido por las distribuidoras en sus pagos a TGN, conforme a las respectivas declaraciones juradas, asciende a 831,6 millones de pesos”, si bien ese monto “incluye valores provisorios de octubre, pasibles de rectificación”, aclaró la compañía.

La transportadora advirtió por último que “el proceso de información y cálculo de intereses se encuentra demorado, no habiéndose emitido a la fecha órdenes de pago de intereses”.

Share