Datos oficiales de Mendoza

Una familia tipo necesita $24.163 para no ser pobre, el doble que hace dos años

Share

Para no ser pobre una famliia necesitó el doble de plata en 2019 respecto al 2017. Lo mismo para no ser indigente. En dos años se duplicó la cifra de lo que cuatro personas, dos adultos y dos niños, necesitan para no caer bajo la línea de pobreza o de indigencia.

Para no ser pobre, en febrero de 2017 una familia tipo necesitaba $12.101. En tanto que para no caer bajo la línea de indigencia se requerían $4.683. En febrero de 2019 se necesitan $24.163 para no ser pobre, mientras que para no ser indigente es necesario conseguir al menos $9.152, según la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE).

En el siguiente cuadro se visualizan los valores de CBA y CBT en 2017 y 2019:

En tanto, la diferencia entre 2018 y 2019 para no ser pobre son 10 mil pesos: con menos de $15.090 una familia era pobre, y ahora se necesitan $24.163. La diferencia en la indigencia es de 4 mil pesos. Sólo para comer cuatro personas necesitaban en febrero del año pasado $5.548, mientras que en febrero de este año en alimentos mínimos para cuatro se necesitan $9.152.

La canasta que mide si una familia es indigente se llama Canasta Básica Alimentaria (CBA): es el conjunto de bienes que satisfacen las necesidades nutricionales de las personas, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBA se consideran pobres extremos o indigentes, señala el resumen metodológico de la DEIE.

La pobreza, en tanto, se mide con la Canasta Básica Total (CBT):  “Representa el conjunto de bienes y servicios que satisfacen las necesidades comunes de la población, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBT se consideran pobres”.

Datos oficiales: el desempleo se duplicó en Mendoza en un año

En un año, el monto para superar el umbral de la pobreza en Mendoza subió 35,9% según los datos brindados por la DEIE. Por caso, los costos del transporte en un año subieron 70% sumado el tarifazo del Mendotran, mientras que la inflación acumulada en esta provincia en 2018 fue de 53%, una de las más altas del país.

Entre los servicios básicos que más subieron en Mendoza y que encarecen el costo de vida familiar:

Agua

El tarifazo en el agua en Mendoza fue de 78% escalonado y empezó a ejecutarse en abril de 2018, con tarifas 30% más caras. En junio el incremento fue de 12%, en agosto subió 12% más, y lo mismo en octubre y diciembre.

Luz

Desde 2016 la boleta de la luz subió en Mendoza entre 400% y 500%. Febrero arrancó con otro ajuste que ronda el 30%.

Gas

Durante 2018 el gas en Mendoza subió 75% en promedio y se esperaba una nueva actualización en temporada estival fe 15%, según el plan del saliente Javier Iguacel.

Transporte

La inflación anual en Mendoza en 2018 fue de 53,7% según la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), que depende del gobierno provincial y apuntó que transporte y telecomunicaciones es el rubro que empujó hacia arriba con 67,1% de suba en todo el año. Con el tarifazo del Mendotran lo que aumentó el transporte de enero a enero fue 70%, indicó el Gobierno.

Share